Internacional

Objeta defensa extradición de Assange

Un tratado entre Londres y Washington prohíbe la extradición por delitos políticos

Agencias

Associated Press

miércoles, 26 febrero 2020 | 16:54

Londres— Un abogado de Julian Assange, Edward Fitzgerald, argumentó el miércoles que el fundador de WikiLeaks no debería ser extraditado a Estados Unidos porque un tratado entre Londres y Washington prohíbe la extradición por delitos políticos. 

El Fundador de WikiLeaks enfrenta en Londres un juicio de extradición a Estados Unidos.

Assange, de 48 años, está acusado de espionaje en Estados Unidos por la publicación de documentos secretos del gobierno hace una década.

Los fiscales estadounidenses lo acusan de conspirar con la analista de inteligencia militar Chelsea Manning para infiltrarse a una computadora del Pentágono y publicar miles de cables diplomáticos y documentos militares secretos sobre las guerras en Irak y Afganistán.

Dicen que la publicación por WikiLeaks de los documentos puso en peligro de tortura y muerte a fuentes de los servicios de inteligencia estadounidenses mencionadas en ellos.

Assange enfrenta 18 cargos de espionaje y de ser hallado culpable pudiera ser condenado hasta 175 años de prisión.

Él dice que actuaba como periodista y que por ello está protegido por el derecho constitucional a la libre expresión. Sus abogados argumentan que los cargos en Estados Unidos son un abuso de poder con motivaciones políticas.

Los abogados defensores niegan además que Assange haya puesto vidas en peligro.

El abogado Mark Summers dijo que WikiLeaks trabajó con medios de prensa en 2010 para publicar los documentos con datos delicados censurados.

El abogado de Assange Edward Fitzgerald dijo que la extradición por razones políticas está prohibida desde el tratado entre Gran Bretaña y Estados Unidos del 2003.

"Si no es una causa terrorista, si no es un delito violento, entonces el principio de que uno no debería ser extraditado por razones políticas deportado es de una aplicación casi universal", dio en la corte en Londres.

"Eso data de hace más de 100 años (...) Estados Unidos, por supuesto, lo incluye en todo tratado porque no quiere que sus ciudadanos sean extraditados por razones políticas", agregó.