Internacional

Noruega: Centro-izquierda se enfila a triunfo en elecciones

El Partido Laborista y sus aliados obtendrían 100 de los 169 escaños en la asamblea Stortinget

Associated Press

lunes, 13 septiembre 2021 | 20:33

Associated Press

Copenhague— El bloque de centro-izquierda se encaminaba a la victoria en las elecciones noruegas del lunes, ya que las proyecciones oficiales apuntaban a que los Conservadores perderían el poder tras una campaña dominada por la cuestión del cambio climático y el futuro de la industria de la exploración de petróleo y gas del país.

Con una proyección basada en un recuento preliminar de casi el 93% de los votos, el Partido Laborista y sus dos aliados —la Izquierda Socialista y el euroescéptico Partido del Centro— obtendrían 100 de los 169 escaños en la asamblea Stortinget, mientras que el actual gobierno obtendría 68. Un escaño aún no estaba asegurado.

Como mayor partido de Noruega, los laboristas intentarán formar un gobierno de coalición, y su dirigente, Jonas Gahr Stoere, de 61 años, está llamado a convertirse en el próximo líder de Noruega. El país escandinavo no es miembro de la Unión Europea.

“Ahora daremos a Noruega un nuevo gobierno y un nuevo rumbo”, dijo Gahr Stoere por la noche ante los miembros del partido, que coreaban “Stoere” y aplaudían.

Añadió que en los próximos días invitará a los partidos “que quieren un nuevo cambio” a mantener conversaciones.

Los laboristas han prometido una política que apoye a las nuevas industrias verdes, como la energía eólica, el “hidrógeno azul” —que utiliza el gas natural para producir un combustible alternativo— y la captura y el almacenamiento de carbono, que pretende enterrar el dióxido de carbono bajo el océano.

En las elecciones de 2013, los laboristas fueron destronados, lo que permitió que Erna Solberg, de los Conservadores, se convirtiera en primera ministra.

“Sabíamos que necesitábamos un milagro: la sesión de trabajo de los Conservadores ha terminado”, declaró Solberg. “Felicito a Jonas Gahr Stoere por lo que parece una clara mayoría”.

Los Conservadores sufrieron un fuerte revés, perdiendo 4,7 puntos porcentuales, lo que fue calificado por la emisora noruega NRK como “el mayor perdedor de las elecciones”.

Su antiguo socio de coalición, el Partido del Progreso, perdió 3,4 puntos porcentuales, según el recuento preliminar.

close
search