Miles de desplazados por combates en Libia

Unas 2 mil 800 personas abandonaron sus hogares, informó la ONU

Associated Press
lunes, 08 abril 2019 | 10:54

Bengasi.- Los combates en torno a la capital de Libia han dejado desplazadas a unas 2.800 personas, informó la ONU el lunes mientras la cifra de muertes ascendía a 51, incluyendo combatientes y civiles.

La violencia estalló cuando las fuerzas de un comandante rebelde avanzaron en Trípoli y se enfrentaron con milicias aliadas al gobierno respaldado por la ONU. Los choques amenazan con desatar una guerra civil como la que ocurrió en el 2011 y desembocó en el derrocamiento de Moamar Gadafi.

La coordinadora de la ONU para Libia, María do Valle Ribeiro, dijo que los choques han impedido dar ayuda humanitaria a las víctimas y han tumbado los cables de electricidad.

La violencia, además, está agravando las penurias de los migrantes confinados en centros de detención en la capital libia, advirtió la funcionaria.

El lunes ardían los combates alrededor del clausurado aeropuerto internacional, a unos 24 kilómetros (15 millas) del centro de Trípoli.

Ahmed Musbah, un habitante de la zona, dijo que escuchó disparos desde el poblado de Bin Ghashir, al sur del aeropuerto. ``Los combates parecen estar llegando cada vez más cerca", comentó.

El autoproclamado Ejército Nacional de Libia, liderado por Khalifa Hifter, dijo el sábado que había conquistado la zona. Sin embargo, las milicias del gobierno avalado por la ONU en Trípoli el lunes dijeron haber retomado el lugar. El aeropuerto no funciona desde que quedó derruido por los combates en el 2014.

El Ministerio de Salud del gobierno asentado en Trípoli dijo que por lo menos 27 personas, entre ellas civiles, murieron y que 27 resultaron heridas desde el jueves, cuando las milicias de Hifter iniciaron su ofensiva.

El departamento de prensa de la milicia de Hifter informó que 22 de sus integrantes murieron desde que comenzó la ofensiva.

El enviado de la ONU para Libia, Ghassan Salame, dijo que el lunes se reunió con Fayez Sarraj, jefe del gobierno en Trípoli para hablar de cómo la misión de la ONU ``puede dar asistencia en esta coyuntura tan crítica e importante".

Desde el derrocamiento de Gadafi, Libia ha quedado desgarrada por la violencia, con dos gobiernos paralelos, cada uno con su propia milicia además de otros numerosos grupos armados que pugnan por terrenos y recursos.