Internacional

Mensajes de emergencia, pánico cuando el virus irrumpe en el sistema de salud de la India

El país fue visto inicialmente como una historia de éxito para detener la pandemia, pero el virus ahora se propaga a través de una población masiva

Associated Press

Associated Press

lunes, 26 abril 2021 | 09:50

Nueva Delhi– El doctor Gautam Singh teme la llegada diaria de los pitidos del ventilador, que indican que los niveles de oxígeno son críticamente bajos, y escucha a sus pacientes muy enfermos comenzar a jadear en busca de aire en la sala de emergencias de Nueva Delhi, donde trabaja.

Al igual que otros médicos en todo el país, que este lunes estableció otro récord de nuevas infecciones por coronavirus por quinto día consecutivo en más de 350 mil, el cardiólogo ha empezado a mendigar y pedir prestados cilindros de oxígeno solo para mantener con vida a sus pacientes más críticos durante uno o más días.

El domingo por la noche, cuando los suministros de oxígeno de otros hospitales cercanos también estaban casi vacíos, el desesperado hombre de 43 años recurrió a las redes sociales y publicó un apasionado video en Twitter.

“Por favor, envíenos oxígeno”, dijo con las manos juntas y la voz ahogada. "Mis pacientes están muriendo".

India fue vista inicialmente como una historia de éxito para detener la pandemia, pero el virus ahora se propaga a través de una población masiva de casi 1 mil 400 millones y los sistemas están comenzando a colapsar.

Los mensajes de emergencia como el que envió Singh revelan la magnitud del pánico en un país donde las infecciones alcanzan nuevos picos todos los días.

Además de que se están agotando los suministros de oxígeno, las unidades de cuidados intensivos están funcionando a plena capacidad y casi todos los ventiladores están en uso. A medida que aumenta el número de muertos, los cielos nocturnos en algunas ciudades de la India brillan desde las piras funerarias, mientras los crematorios se abruman y los cuerpos se queman al aire libre.

Este lunes, el país reportó otras 2 mil 812 muertes, con aproximadamente 117 indios que sucumben a la enfermedad cada hora, y los expertos dicen que incluso esas cifras probablemente no se cuentan. Las nuevas infecciones elevaron el total de la India a más de 17.3 millones, solo por detrás de Estados Unidos.

Los médicos como Singh están en primera línea, tratando de obtener los suministros que necesitan para mantener con vida a sus pacientes.

Singh recibió 20 cilindros de oxígeno este lunes, solo lo suficiente para el día hasta que los ventiladores comiencen a emitir sus pitidos de advertencia nuevamente.

“Me siento impotente porque mis pacientes sobreviven hora tras hora”, dijo Singh en una entrevista telefónica. "Voy a suplicar de nuevo y espero que alguien envíe oxígeno que mantendrá con vida a mis pacientes un día más".