Internacional

Magnicidio agrava crisis en Haití

Asesinan al presidente durante ataque en su casa

Associated Press

jueves, 08 julio 2021 | 06:00

Associated Press | Soldados vigilan el vecindario donde vivía Moïse (en recuadro)

Puerto Príncipe— Un grupo de hombres armados asesinó al presidente haitiano Jovenel Moïse e hirió a su esposa durante un ataque en su casa a primeras horas de ayer. La policía informó por la noche que cuatro sospechosos murieron baleados y que otros dos habían sido detenidos, generando más caos en un país ya azotado por la violencia de pandillas.

Tres policías que habían sido tomados como rehenes por los presuntos hombres armados fueron liberados el miércoles por la noche, informó Léon Charles, jefe de la Policía Nacional de Haití.

El primer ministro interino Claude Joseph había dicho durante la jornada que la policía y el ejército tenían el control de la seguridad en Haití, el país más pobre de las Américas y cuyo historial de dictaduras y agitación política han obstaculizado desde hace mucho tiempo la consolidación de un régimen democrático.

En entrevista con The Associated Press, Joseph se pronunció por una investigación internacional sobre el asesinato, dijo que deben efectuarse las elecciones programadas para este año y se comprometió a trabajar por igual con los aliados y oponentes de Moïse.

“Necesitamos que todos y cada uno contribuyan a que el país avance”, manifestó Joseph. En palabras dirigidas a los enemigos del presidente, Joseph lo describió como “un hombre de valor” que se opuso a “algunos oligarcas del país, y creemos que esos aspectos no carecen de consecuencias”.

A pesar de las garantías de Joseph de que prevalecerá el orden, había confusión en torno a quién asumiría el mando, y la preocupación era generalizada entre los haitianos. Las autoridades declararon un “estado de sitio” en el país y cerraron el aeropuerto internacional.

Bocchit Edmond, embajador de Haití en Estados Unidos, dijo que el ataque contra Moïse, de 53 años, “fue perpetrado por mercenarios extranjeros y asesinos profesionales, estuvo bien orquestado”, y que se hicieron pasar como agentes de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés). La DEA tiene una oficina en la capital haitiana que colabora con el gobierno en programas antinarcóticos, según la embajada estadounidense.

La esposa de Moïse, Martine, se encontraba en condición estable pero crítica y se hacían preparativos para trasladarla a un hospital de Miami, dijo Edmond en Washington.

close
search