Internacional

Líderes del G20 prometen coordinar respuesta al coronavirus

El secretario general de la ONU exhortó a los gobernantes a aprobar un plan de tiempos de guerra contra la pandemia

Associated Press

Associated Press

jueves, 26 marzo 2020 | 13:10

Dubái.- El secretario general de Naciones Unidas dijo a los mandatarios de los 20 países más industrializados del mundo durante una cumbre virtual de emergencia el jueves que “estamos en guerra con un virus y no estamos ganando” a pesar de los cierres de fronteras, clausuras de negocios y cuarentena forzada para más de una cuarta parte de la población mundial, entre otras medidas drásticas.

Esta inusual videoconferencia reemplazó al habitual encuentro físico cuando gobiernos de todo el mundo destacan la importancia del distanciamiento social para frenar la propagación del coronavirus altamente infeccioso.

El Grupo de los 20, blanco de críticas por no tomar medidas mancomunadas contra el virus o su impacto económico, prometió trabajar juntos. El grupo señaló que inyectará colectivamente más de 4.8 billones de dólares en la economía global para contrarrestar el impacto social y financiero de la pandemia.

En un comunicado final después de la reunión, el G20 se comprometió a reforzar el mandato de la Organización Mundial de la Salud. Indicó que “la acción global, la solidaridad y la cooperación internacional” eran más necesarias que nunca, pero no ofreció comentarios específicos.

“La inédita pandemia de COVID-19 es un recordatorio poderoso de nuestra interconexión y vulnerabilidades”, destacó el grupo. “El virus no respeta fronteras”.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, exhortó a los gobernantes a aprobar un plan de tiempos de guerra contra la pandemia.

“Le tomó al mundo tres meses para alcanzar los 100 mil casos confirmados de infecciones”, dijo Guterres. “Los siguientes 100 mil sucedieron en tan solo 12 días. El tercero, cuatro días. El cuarto, apenas un día y medio”.

“Esto es crecimiento exponencial y es apenas la punta del témpano”, advirtió Guterres al subrayar que los países deben ser capaces de combinar los exámenes sistemáticos, el rastreo, la cuarentena y el tratamiento, además de coordinar una estrategia para suprimir el virus hasta tanto se cuente con una vacuna.

Arabia Saudí, que preside el G20 este año, inició la reunión con un pedido del rey Salman a los países más poderosos para que financien la investigación y desarrollo de una vacuna contra el virus, que provoca una enfermedad llamada Covid-19, y aseguren la disponibilidad de provisiones y equipos médicos vitales.

“Esta crisis humana requiere una respuesta global. El mundo cuenta con que nos reunamos y cooperemos para enfrentar este reto”, dijo el monarca saudí en declaraciones distribuidas luego a la prensa, que no pudo acceder a la reunión virtual.

Algunos participantes publicaron imágenes de la videoconferencia. Primeros ministros como el indio Narendra Modi, el japonés Shinzo Abe y el canadiense Justin Trudeau, cuya esposa contrajo el virus, aparecieron en recuadros en una pantalla en fotos compartidas en Twitter por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

El presidente estadounidense Donald Trump apareció en la cabecera de una mesa larga en Washington con otros funcionarios, en fotos publicadas por la cancillería saudí en las redes sociales.

En la reunión también participaron el presidente chino Xi Jinping, el mandatario ruso Vladimir Putin y la canciller alemana Angela Merkel, que participó desde su apartamento en Berlín donde se encuentra en cuarentena desde que un médico que le vacunó contra la neumonía dio positivo al virus. Dos pruebas a Merkel resultaron negativas, pero necesita más exámenes.

La cumbre virtual incluyó a los jefes de la Organización Mundial de la Salud, Naciones Unidas, Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional y Organización Internacional del Trabajo, entre otras organizaciones.

La cifra de total de muertos ha superado los 22 mil 200 entre más de 495 mil personas infectadas, según la base de datos de la Universidad Johns Hopkins.

En la mayoría de la gente, el COVID-19 provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. En algunas personas, sobre todos los adultos mayores y las que padecen trastornos de salud subyacentes, puede provocar enfermedades más graves, como la neumonía, e incluso la muerte.

Esta semana surgieron discrepancias en el Grupo de los siete países industrializados, sobre si denunciar a China como la fuente del coronavirus. Los cancilleres no se pusieron de acuerdo sobre la propuesta de Estados Unidos de identificarlo como el “virus de Wuhan”, en alusión a la ciudad china donde se lo detectó por primera vez. Por eso el foro no emitió una declaración final.

Arabia Saudí también ha sido blanco de críticas por sacudir los mercados de petróleo al aumentar la producción el próximo mes y reducir los precios para ganar cuota de mercado luego de que Rusia, otro país petrolero del G20, rechazó ampliar un acuerdo para recortar la producción que había subido los precios.

Participaron también en la teleconferencia los líderes de España, Jordania, Singapur, Suiza y los jefes de organismos regionales como la Unión Africana, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático y el Consejo de Cooperación del Golfo.