Internacional

Líder de culto, que mantuvo cautivos a 400 seguidores pasará seis años en prisión

Algunas personas que lograron escapar contaron sobre los rituales de palizas y el abuso al que fueron sometidos en Fiyi

El Diario de Juárez

jueves, 01 agosto 2019 | 09:41

Fiyi.- La líder de un culto de Corea del Sur fue sentenciada a seis años en prisión por mantener cautivos a unos 400 de sus seguidores en Fiyi, donde los sometió a actos de violencia y abuso, publicó CNN.

Shin Ok-ju, fundadora de la Iglesia Grace Road, les advertía sobre una guerra inminente, el hambre y desastres naturales, y convenció a sus feligreses de que se mudaran a la isla en el Pacífico Sur para sobrevivir.

Una vez en Fiyi, las personas fueron privadas de sus pasaportes y algunos fueron sometidos a violentas golpizas.

Shin fue arrestada después de volar a Seúl el 24 de julio de 2018 por cargos de confinamiento forzado y agresión física, según dijo la policía de Corea del Sur en ese entonces. Tres de sus seguidores también fueron detenidos.

Luego, las autoridades tuvieron que lidiar con la tarea de repatriar a los miembros de la iglesia de Fiyi, donde dijeron que muchos habían quedado varados sin sus documentos.

El lunes,un tribunal de Corea del Sur encontró a Shin culpable de 9 cargos que incluyen agresión, secuestro, fraude, abuso infantil y negligencia infantil.

El juez señaló que Shin adoctrinó a sus seguidores y les ordenó que renunciaran a sus ahorros para mudarse a Fiyi, describiendo la isla como “la única tierra paradisíaca descrita en la Biblia” donde podrían evitar “la Gran Tribulación”. En sus sermones, les mostró videos de terremotos y hambrunas, diciendo en repetidas ocasiones que había encontrado un “reino de 1000 años donde podemos vivir por toda la eternidad”.

Shin también dijo a sus seguidores que debían pagar las visas, las cuales tenían un costo de 30 millones de wones surcoreanos (unos 25 mil dólares) por persona.

Algunas personas que lograron escapar del culto contaron a los periodistas sobre los rituales de palizas y el abuso.