Internacional

Líder chino dirige la lucha contra el coronavirus desde un lugar seguro

El presidente Xi Jinping enfrenta otros problemas como la economía, protestas en Hong Kong y la guerra comercial con Estados Unidos

Associated Press / Presidente de China, Xi Jinping

The New York Times

sábado, 08 febrero 2020 | 15:47

Wuhan, China— El presidente Xi Jinping llegó al escenario ante una audiencia que lo adora en el Gran Salón de la Gente en Pekín hace menos de tres semanas, haciendo alarde de sus éxitos dirigiendo China a través de un año tumultuoso y prometiendo un progreso que “marcará un hito” en el 2020.

“Cada chino, cada miembro de esta nación china debería sentirse orgulloso de vivir en esta gran era”, declaró recibiendo un aplauso un día antes de la festividad del Año Nuevo Lunar.

“Nuestro progreso no se detendrá por ninguna tormenta ni tempestad”.

Aunque Xi no mencionó el nuevo y peligroso coronavirus que se mantiene tenazmente en el país. Mientras él hablaba, el gobierno paró las actividades en Whuan, una ciudad de 11 millones de personas, en un frenético intento por detener el virus que se está esparciendo desde su epicentro.

La epidemia del coronavirus, que ha provocado la muerte de más de 700 personas en China hasta este sábado y ha enfermado a decenas de miles, ocurre mientras Xi ha tenido problemas para enfrentar otros desafíos: el descenso de la economía, fuertes protestas en Hong Kong, una elección en Taiwán que ha desairado a Pekín y una guerra comercial con Estados Unidos.

Ahora, Xi enfrentará una acelerada crisis de salud que también es política: será una profunda prueba para el sistema autoritario que él ha construido a su alrededor en los últimos siete años.