Liberan a detenidos por dique en Brasil

La tragedia ha dejado, hasta el momento, al menos 134 muertos y 199 desaparecidos

Reforma
martes, 05 febrero 2019 | 16:19

Río de Janeiro— La Justicia brasileña determinó hoy la libertad provisional de las cinco personas que fueron detenidas por el rompimiento de los diques de contención de un depósito de residuos mineros de la compañía Vale el pasado 25 de enero.
La tragedia ha dejado, hasta el momento, al menos 134 muertos y 199 desaparecidos. 

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) concedió la libertad para los tres empleados de Vale y dos ingenieros de la empresa TÜV SÜD que presta servicios para la minera, los cuales eran los responsables de la seguridad del dique de contención de los residuos que se rompió.
La decisión del JST es provisional y tiene validez hasta que el Tribunal de Justicia regional juzgue los méritos de los pedidos de libertad presentados por los cinco investigados.
El Presidente de la sexta sala del tribunal, Nefi Cordeiro, justificó la libertad de los cinco acusados, porque los mandatos de prisión no indicaban si había cualquier tipo de culpa en su contra por haber asegurado que los diques estaban en buen estado.
"Con el máximo respeto, veo aquí una prisión por el resultado. Una prisión en que no se indica siquiera si hubo modalidad culposa, si fue negligencia en la visita, si hubo impericia en los exámenes técnicos o si hubo un fraude efectivo, comportamiento doloso", comentó Cordeiro.
También argumentó que los mandatos de prisión de los cinco hombres no se justifican, debido a que no hay indicios de que estén dificultando la recogida de pruebas y documentos.
La catástrofe ocurrió el pasado 25 de enero en el municipio de Brumadinho, región metropolitana de Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais, cuando los diques de contención de un depósito que estaba sin funcionar de la minera Vale se rompieron y provocaron el vertido de 13 millones de metros cúbicos de barro y residuos, que arrasaron todo lo que encontraron a su paso en un radio de varios kilómetros.
Una comunidad cercana, el centro administrativo de Vale y el comedor, en el que había centenares de personas en aquel momento, fueron anegados por el alud de barro y residuos.
Por el momento, cinco personas fueron detenidas, acusadas de haber firmado de forma fraudulenta los papeles que avalaban la seguridad de los diques de contención.