Internacional

Líbano declara estado de emergencia en Beirut

Arrestan a funcionarios por explosión; hay más de 100 muertos

Associated Press / Panorama del puerto en Beirut

Reforma

miércoles, 05 agosto 2020 | 11:52

Beirut, Líbano— El Gobierno de Líbano declaró estado de emergencia en la capital, Beirut, debido a la explosión masiva del martes que, hasta el último corte, ha dejado más de 100 muertos y más de 4 mil heridos.

El Ejecutivo decretó la medida por dos semanas, la cual otorga al Ejército plenos poderes durante este periodo. Además, se puso bajo arresto domiciliario a un número no especificado de funcionarios del puerto a la espera de una investigación sobre cómo el nitrato de amonio llegó a almacenarse durante años.

Ayer, la Presidencia informó que la deflagración fue causada por 2 mil 750 toneladas del químico que llevaban almacenadas 6 años sin las medidas pertinentes en el puerto de la capital.

El nitrato de amonio es un componente del fertilizante que es potencialmente explosivo.

La carga había sido almacenada en el puerto desde que fue confiscada de un barco en 2013, y se cree que el martes detonó después de que se produjo un incendio cerca.

La explosión resultante, que golpeó con la fuerza de un terremoto de magnitud 3.5, fue la más grande jamás vista en Beirut, una ciudad devastada por una guerra civil de 1975-1990, bombardeada en conflictos con Israel y golpeada por ataques terroristas periódicos.

En tanto, Badri Daher, director general de la Aduana Libanesa, declaró el miércoles a la emisora LBCI que la aduana había enviado seis documentos al poder judicial advirtiendo que el material almacenado representaba un peligro.

"Solicitamos que fuera trasladado, algo que no ocurrió. Dejemos que los expertos y los interesados determinen por qué", dijo Daher.

El fiscal estatal Ghassan Oueidat ordenó a las agencias de seguridad que inicien una investigación inmediata y recopilen todos los informes y cartas relacionadas con los materiales almacenados en el puerto, así como las listas de personas a cargo del mantenimiento, almacenamiento y protección del hangar.

Según dos documentos a los que Reuters tuvo acceso, la Aduana Libanesa había pedido al poder judicial en 2016 y 2017 que pidiera a la "agencia marítima interesada" que trasladara o aprobara la venta del nitrato de amonio, extraído del buque de carga Rhosus y depositado en el almacén 12, para garantizar la seguridad del puerto.

Uno de los documentos citaba solicitudes similares en 2014 y 2015.

El gobernador de Beirut, Marwan Abboud, dijo que ntre 200 y 300 mil personas se quedaron sin hogar a raíz del incidente.

Las autoridades dijeron que se abrirán escuelas públicas para albergar a quienes perdieron sus hogares y que el Ministro de turismo también trabajará en la apertura de algunos hoteles para uso de aquellos que perdieron sus hogares. También prometieron una compensación para las víctimas.

Los residentes de Beirut enfrentaron una escena de devastación absoluta el miércoles.

El humo todavía se elevaba desde el puerto, donde un imponente edificio de silos estaba medio destruido, derramando grano. Los hangares a su alrededor fueron derribados por completo.