Internacional

Lanza Corea del Norte dos misiles al mar

Autoridades de inteligencia surcoreanas y estadounidenses analizan detalles de los lanzamientos

Associated Press

Associated Press

domingo, 29 marzo 2020 | 11:48

Seúl.- Corea del Norte disparó el domingo lo que parecían dos misiles balísticos que cayeron en el mar, según Corea del Sur y Japón, continuando con una serie de lanzamientos que sugerían que el gobernante Kim Jong Un intentaba ganar apoyos en su país entre preocupaciones por un posible brote de coronavirus.

El Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur señaló haber detectado los proyectiles el domingo en la mañana cuando volaban desde la ciudad de Wonsan, en la costa oriental norcoreana, en dirección al mar entre la península coreana y Japón.

Los proyectiles volaron unos 230 kilómetros (143 millas) a una altitud máxima de 30 kilómetros (19 millas), según el comunicado.

Las autoridades de inteligencia surcoreanas y estadounidenses analizaban más detalles de los lanzamientos.

Las fuerzas armadas describieron esos disparos como “muy inapropiados” dado que sucedieron mientras el mundo lidia con la propagación del nuevo coronavirus e hicieron un llamado a Corea del Norte a que suspenda las acciones militares de ese tipo.

El Ministerio japonés de Defensa dijo que se creía los misiles aparentemente balísticos habían caído al mar fuera de la zona económica exclusiva de Japón.

“Los recientes lanzamientos de misiles balísticos de Corea del Norte son un serio problema para toda la comunidad internacional, incluido Japón”, dijo un comunicado del Ministerio.

En las últimas semanas, Corea del Norte ha disparado numerosos misiles y granadas de artillería, en medio de un estancamiento de las conversaciones nucleares con Estados Unidos. Todas las armas disparadas recientemente eran de corto alcance y no representaron una amenaza directa contra territorio estadounidense.

Algunos expertos creen que los recientes lanzamientos norcoreanos probablemente pretendían consolidar la unidad y mostrar al líder del país, Kim Jong Un, como al mando de la situación ante las sanciones de Estados Unidos y la pandemia global.

Kim “quiere mostrar que gobierna de forma normal en medio de (la pandemia del) coronavirus y sus últimas pruebas de armas pretendían fomentar la unidad interna, no lanzar una amenaza externa”, dijo Kim Dong-yub, analista en el Seoul's Institute for Far Eastern Studies. “Ahora Corea del Norte no tiene tiempo de sobra para escenificar (amenazas externas)”.

Pyongyang ha librado una intensa campaña para impedir la expansión del virus, que ha infectado a más de 660 mil personas en todo el mundo.

Aunque el gobierno norcoreano ha dicho que la campaña es una cuestión de “existencia nacional”, insiste en que no tiene ningún caso del virus en su territorio. Muchos expertos internacionales cuestionan esa afirmación, advirtiendo que una epidemia en Corea del Norte podría ser devastadora dada su escasez crónica de material médico y su endeble infraestructura sanitaria.

Corea del Norte no efectúa pruebas nucleares ni ensayos con misiles de largo alcance desde que emprendió en 2018 la diplomacia nuclear con Estados Unidos.

Si el gobierno norcoreano reanuda las pruebas de sus mayores armas podría estropear por completo las negociaciones con EU, aseguran expertos.