PUBLICIDAD

Internacional

La restauración de la capa de ozono está de nuevo en marcha, dicen científicos

Las emisiones no autorizadas de productos químicos de China han sido eliminadas en gran medida, según informe de la ONU

The New York Times

lunes, 09 enero 2023 | 10:07

The New York Times

PUBLICIDAD

Naciones Unidas.- La capa protectora de ozono en la atmósfera superior podría restaurarse dentro de varias décadas, dijeron científicos este lunes, ya que las recientes emisiones no autorizadas de productos químicos que agotan la capa de ozono de China han sido eliminadas en gran medida.

En una evaluación patrocinada por las Naciones Unidas, los científicos dijeron que las emisiones globales de CFC-11, una sustancia química prohibida que se ha utilizado como refrigerante y en espumas aislantes, habían disminuido desde 2018 después de aumentar durante varios años. El CFC-11 y sustancias químicas similares, denominadas colectivamente clorofluorocarbonos, destruyen el ozono, que bloquea la radiación ultravioleta del sol que puede causar cáncer de piel y dañar a las personas y otros seres vivos.

PUBLICIDAD

Los científicos dijeron que, si se mantuvieran las políticas actuales, los niveles de ozono entre las regiones polares deberían alcanzar los niveles anteriores a 1980 para 2040. Agujeros de ozono, o regiones de mayor agotamiento que aparecen regularmente cerca del Polo Sur y, con menor frecuencia, cerca del Polo Norte, también deberían recuperarse, para 2045 en el Ártico y alrededor de 2066 en la Antártida.

“Las cosas siguen yendo en la dirección correcta”, dijo Stephen A. Montzka, químico investigador de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica y uno de los autores del informe. Montzka dirigió un estudio de 2018 que alertó al mundo de que las emisiones de CFC-11 habían aumentado desde 2012 y que parecían provenir del este de Asia.

Las investigaciones realizadas por The New York Times y otros sugirieron fuertemente que las pequeñas fábricas en el este de China que ignoran la prohibición global fueron la fuente.

Las nuevas emisiones habían amenazado con socavar el Protocolo de Montreal, el tratado negociado en la década de 1980 para eliminar gradualmente el uso de clorofluorocarbonos a favor de productos químicos más benignos después de que se descubrió que los clorofluorocarbonos estaban agotando el ozono atmosférico.

En ese momento, el director del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, que supervisa el protocolo, calificó la producción ilegal de CFC-11 como “nada menos que un delito ambiental que exige una acción decisiva”. Montzka y otros habían dicho que las emisiones deshonestas, si continuaban, podrían retrasar la recuperación de la capa de ozono hasta una década.

Pero los estudios de seguimiento mostraron que las emisiones estaban disminuyendo, una señal de que el gobierno chino estaba tomando medidas enérgicas con éxito contra la nueva producción de CFC-11. El informe dijo que las emisiones deshonestas probablemente habían retrasado la recuperación de la capa de ozono en un año.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search