Internacional

La cura para el VIH: respuestas a 4 preguntas claves

Convertir el último éxito contra el virus en un tratamiento práctico llevará años, si es que sucede

The New York Times
miércoles, 06 marzo 2019 | 10:47

Nueva York.- Durante un congreso efectuado el martes en Seattle, los científicos vivían una día que muchos pensaron no llegaría nunca. Al parecer un segundo paciente se curó de VIH, el virus causante del sida.

“Todo el enfoque hacia la cura está pasando de una aspiración a algo que la gente se da cuenta que podría ser viable”, dijo el doctor Steve Deeks, especialista en sida de la Universidad de California en San Francisco.

Se trata de una esperanza que debe moderarse con realismo: el VIH es un adversario taimado.

Esto es lo que significa hoy en día la lucha contra la epidemia.

-¿Cambiará esto algo para las personas que viven con VIH?

Aún no. El segundo caso brinda “prueba de concepto”, arrojando luz sobre una potencial vía para alguna cura del VIH.

Pero este aparente éxito no significa que se encuentre a la vuelta de la esquina la cura fácil, y definitivamente no que los pacientes infectados deban dejar de tomar sus medicamentos.

Los dos hombres que se cree se han curado hasta ahora tenían VIH y cáncer. A ambos se les hicieron trasplantes de médula ósea para el cáncer, no el VIH. En cada caso, los donadores de la médula portaban una mutación genética clave, llamada delta 32, que obstruye la entrada del VIH a ciertos glóbulos.

Pero los trasplantes de médula son arriesgados y, hasta hoy, han fracasado la mayoría de los intentos por repetir la primera cura.

El camino no será sencillo

-¿Remisión? ¿Cura? ¿Cuál es la diferencia?

La cura significa que el virus parece haber desaparecido para siempre. Con la remisión el virus se encuentra controlado en el cuerpo, pero tal vez no en definitiva.

En el nuevo caso reportado, un hombre lleva sin VIH 18 meses desde que suspendió las medicinas. Para algunos científicos, eso es una cura. Otros son más escépticos.

-¿Cuál es el siguiente paso?

El trasplante de un donador de la delta 32 básicamente elimina las células inmunes, sustituyéndolas con células resistentes al virus. Numerosos grupos de científicos están intentando imitar los beneficios de un trasplante de médula sin los riesgos de la intervención.

Además, algunos científicos están intentando forzar la remisión del virus mediante anticuerpos altamente neutralizadores, moléculas inmunes capaces de anular varios tipos de VIH.

-¿Cuándo podría estar disponible un nuevo tratamiento?

Por lo menos dentro de entre cinco a 10 años. Y eso sólo abarca algunos tipos de VIH.

“Nadie debe estar esperando en serio que esté a la vuelta de la esquina una cura o una remisión”, señaló el doctor Mike McCune, asesor sobre salud mundial en la Fundación Bill y Melinda Gates.

Pero la terapia y la edición de genes están moviéndose a mucha velocidad, sin que sea poco razonable pensar que en algún lugar un científico encuentre la manera de hacer por el sistema inmune lo que los trasplantes de médula ósea consiguieron para estos dos pacientes.

“Necesitamos seguir en varios frentes al mismo tiempo”, dijo McCune.