Hallan restos de ballena de cuatro patas

El cetáceo, cuyos fósiles datan de hace más de 42 millones de años, tendría una forma similar a una nutria, reportan científicos

Reforma
domingo, 07 abril 2019 | 06:00

Los fósiles de una ballena con cuatro patas fueron hallados en Perú, indica un estudio publicado en la revista "Current Biology".
Los restos, que datan de hace 42.6 millones de años, indican que el animal llamado Peregocetus Pacificus tendría una forma similar a una nutria.
"Este es el primer registro indiscutible de un esqueleto de ballena cuadrúpedo en todo el Océano Pacífico, probablemente el más antiguo de Américo y el más completo fuera de la India y Pakistán", afirmó Oliver Lambert, miembro del equipo científico.
Los investigadores del Real Instituto Belga de Ciencias Naturales encontraron los vestigios del cetáceo de cuatro extremidades en los sedimentos marinos de la costa peruana, que ofrecen una nueva perspectiva de la evolución de este animal.
Los cetáceos, el grupo de animales al que pertenecen las ballenas y delfines, surgieron en el sur de Asia hace más de 50 millones de años provenientes de un antepasado con cuatro patas y pezuñas.
Es posible que la ballena recién descubierta pudo caminar sobre la tierra, según sugieren la presencia de pequeños cascos en la punta de sus dedos y la morfología de su cadera y extremidades.
El animal también pudo ser un buen nadador, de acuerdo con las características anatómicas su cola y pies, incluidos los apéndices argos similares a los de una nutria.
Los detalles anatómicos del esqueletos permitieron inferir que la ballena podía de maniobrar su cuerpo de hasta cuatro metros de largo en el agua y en la tierra.
La presencia del animal en el Eoceno medio, hace 42.6 millones de años, en la costa occidental de Sudamérica apoyan la hipótesis de que los primeros cetáceos llegaron a la zona mediante el Atlántico Sur desde la costa occidental de África.
"Las ballenas habrían sido asistidas en su viaje por las corrientes de la superficie hacia el oeste y por el hecho de que, en ese momento, la distancia entre los dos contenientes era la mitad de lo que es hoy", señalaron los científicos.