Internacional

Hachalu Hundessa, cantante y activista etíope, es asesinado a tiros

muchos señalan cómo sus letras de protesta alentaron a los miembros del grupo étnico Oromo para luchar contra la represión

The New York Times

The New York Times

martes, 30 junio 2020 | 08:39

Nairobi, Kenia.- Hachalu Hundessa, un destacado cantante, compositor y activista etíope, fue asesinado a tiros en la capital Addis Abeba, en un asesinato que corre el riesgo de aumentar las tensiones en una nación que toma medidas intermitentes para establecer una democracia multipartidista.

Hundessa, de 34 años, recibió un disparo ayer por la noche en el área de Gelan Condominiums de Addis Abeba, dijo hoy martes el comisionado de policía de la ciudad, Geta Argaw, a una emisora estatal. El cantante fue llevado a un hospital después del ataque, pero murió más tarde por sus heridas. No se supo de inmediato quién fue el responsable del tiroteo.

El asesinato provocó la condena de los funcionarios y ciudadanos etíopes dentro y fuera del país, y muchos señalaron cómo sus letras de protesta y su música políticamente consciente alentaron a los miembros del grupo étnico Oromo para luchar contra la represión. Aunque son el grupo étnico más grande de Etiopía, los Oromos se han quejado de la marginación política y económica.

"Hachalu fue la banda sonora de la revolución oromo, un genio lírico y un activista que encarnaba las esperanzas y aspiraciones de la gente oromo", dijo Awol Allo, profesor de derecho de la Universidad de Keele en Inglaterra.

Sus canciones, dijo Allo, estaban en el centro de una oleada de resistencia antigubernamental que comenzó en 2015 con protestas callejeras en la región de Oromia, que finalmente condujeron a la renuncia del primer ministro en ese momento, Hailemariam Desalegn. A través de baladas como "Maalan Jira" (Qué existencia la mía) y "Jirraa" (Estamos aquí), se le celebró a Hundessa por capturar no solo la lucha y las frustraciones de los manifestantes oromo, sino también sus sueños y esperanzas de un futuro mejor en la segunda nación más poblada de África.