PUBLICIDAD

Internacional

¿Guerra? No, ni siquiera pánico: Mexicanos en Ucrania

Según EU, este miércoles 16 de febrero era la fecha en la que Rusia comenzaría la invasión

Emilia Martínez / Agencia Reforma

miércoles, 16 febrero 2022 | 21:32

Associated Press

PUBLICIDAD

Ciudad de México.— Este miércoles 16 de febrero era la fecha en la que, según Estados Unidos, Rusia contemplaba invadir Ucrania; sin embargo, las tropas rusas no llegaron y el día transcurrió con calma para algunos mexicanos que residen en el país del este de Europa.

"No hay pánico, no hay miedo, de hecho, vengo regresando de la plaza comercial. Aquí, la gente está viviendo la vida normal, no hay diferencia", declaró a Reforma Daniela Vara, habitante de la capital, Kiev.

PUBLICIDAD

Sentado en una cafetería, en la misma ciudad, Jorge Uriel Zepeda respondió a la entrevista.

Al ser cuestionado sobre si existe un ambiente de miedo entre la población, volteó su cámara para mostrar su alrededor: mesas llenas de familias, niños corriendo y jugando por todo el lugar.

Lo que destacó de este miércoles, jornada que el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, llamó el Día de la Unidad, fueron las bajas temperaturas.

"Fue demasiado frío", dijo el oriundo de Colima.

"Todos están tranquilos, ¡podemos salir a patinar!".

Los mexicanos allá descartaron un ambiente de pánico. La guerra, dijeron, se encuentra focalizada en el este del país y empezó desde 2014 —con el levantamiento separatista en las regiones de Donetsk y Lugansk y la posterior anexión de la península de Crimea a Rusia—.

"Es como si Estados Unidos hubiera influido en México para que Quintana Roo y Yucatán se proclamaran independientes, y mientras tanto en la Ciudad de México está todo normal", consideró Jorge, quien llegó a Ucrania hace apenas cuatro meses para aprender tanto el idioma local como el ruso.

"Ahora que estoy aquí me doy cuenta de que prácticamente están en una normalidad completa en lo que es la capital principalmente".

En ello coincide Bryan Morales, estudiante de software en el Instituto Politécnico Nacional de Jarkov, la segunda ciudad más grande del país.

Él llegó hace un año y medio a Ucrania, al encontrar en ese país una oportunidad académica más económica que en otras partes del mundo.

"Lógicamente como a cualquiera de nosotros por la desinformación pues nos da inquietud, pero yo conocí a mi novia primero en línea, y me decía que no había problema, pregunté a la Embajada de Ucrania y me dijeron que no había ningún problema, pregunté en México con Relaciones Exteriores y me dijeron que no había ningún problema", narró el hombre de 20 años.

Es como el caso de México, consideró.

"Allá (Ucrania) en las noticias, México es zona de guerra, el país le pide a sus ciudadanos jamás tocar México porque se van a morir y ponen fotos, por ejemplo, de la problemática que hay en Michoacán, en Zacatecas, en la zona caliente de México y lo pintan como si así fuera todo el país", comentó.

"Es exactamente lo mismo, la zona de guerra (ucraniana) que tanto aparece en las noticias está en un pedacito apartado hacia el este, y no pasa nada, no afecta a la gente, no llega".

A Daniela, quien le ha brindado más tranquilidad es su esposo, un ucraniano a quien conoció cuando trabajaron juntos en una línea de cruceros y con quien lleva tres años casada.

"Mi esposo no deja de tranquilizarme, yo veo que aquí todo sigue normal, todo tranquilo, pero al mismo tiempo como yo no soy ucraniana, yo soy mexicana, en mi mente tengo ese miedo de: 'Oye, ¿seguro de que todo está bien?'", platicó.

Asimismo, precisó, es su familia quien le genera la inquietud, pues diario recibe llamadas para preguntarle sobre la situación.

Pese al movimiento de más de 130 mil tropas rusas cerca de la frontera de Ucrania —según ha afirmado Estados Unidos—, los mexicanos no consideran que una invasión sea inminente.

"No hay nada de 'estamos en guerra, corran'", dice Bryan, quien considera que Rusia simplemente está moviendo sus fuerzas en su territorio "como lo haría cualquier vecino que levanta una barda en su lado".

Por su parte, Jorge cree que solo es "retórica estadounidense" y que el movimiento de tropas es un movimiento de presión "para mostrar muslo y forzar una negociación".

Asimismo, confía en que la diplomacia internacional conseguirá frenar cualquier escalada.

"Me siento seguro en ese sentido, porque en el caso de que sucediera una invasión, pues es un tema que no se le perdonaría a Rusia", indicó.

Los mexicanos dicen ser testigos del agotamiento que sienten los ucranianos de estar hablando constantemente de guerra.

"Si ahorita prendo mi televisión pues sí hay noticias acerca de ello, pero hay noticias desde 2014, nunca ha parado", apunta Daniela desde su casa en Kiev.

"Yo creo que el involucramiento de Estados Unidos provocó un pánico innecesario (...) En Ucrania como en cualquier otro país, hay más de una situación pasando, la guerra no es algo que solamente esté pasando, sino que hay muchas otras situaciones políticas, situaciones sociales".

El conflicto en el este del país, destaca Jorge, ha causado más de 14 mil muertes, por lo que es un tema sensible para la población.

"Ya se han cansado de esta retórica de que van a atacar (...) fácilmente una familia puede haber perdido cercanamente un integrante, entonces ya es como que les incomoda estar repitiendo esa retórica. Los veo realmente muy tranquilos", compartió.

Destacan atención de la Cancillería

Los mexicanos en Ucrania consideran que han recibido buena atención por parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores desde que escaló la tensión entre ese país europeo y Rusia.

"Hace como un mes, nos llegó información para llenar nuestros datos, nuestra información para que tuvieran todos nuestros datos personales, números de emergencia, y estuvo circulando por WhatsApp entre los mexicanos que vivimos acá la información de que si uno deseaba ser movilizado podía enviar un correo", explicó Jorge Uriel Zepeda, residente de Kiev.

"Se han establecido buenos canales de comunicación y responden muy pronto, se ve respaldo de parte del Gobierno mexicano".

El hombre de 25 años destacó además que la Cancillería cubrirá los gastos por siete días de quienes decidieron ser reubicados al sur de Ucrania, pues, aseveró, otros gobiernos no han reaccionado igual.

"De alguna manera se siente uno seguro a comparación de otros países, cuyos ciudadanos se notaban muy inconformes", afirmó el mexicano que vive en Kiev en una casa con otros latinoamericanos.

Daniela Vara, quien está en contacto constante con la Embajada de México en Ucrania por el trámite de su residencia permanente, dijo que siempre han respondido rápido a sus inquietudes.

"Yo le llamaba constantemente a esta persona en la Embajada y le decía: 'Oye, ¿estás seguro de que no tenemos que evacuar?' Porque digo, prendía la televisión y noticias de la Embajada de EU, de Finlandia, de Polonia, de España, o sea, todas las Embajadas reclutando a sus nacionales", comentó.

"Y justo antier (lunes) recibí el e-mail".

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search