Internacional

Golpea tifón a Corea del Sur tras azotar a Japón

Causó daño a edificios, inundó carreteras, dejó miles de viviendas sin electricidad, además dejó un muerto y docenas de heridos

Associated Press

Associated Press

lunes, 07 septiembre 2020 | 10:40

Seúl— Un fuerte tifón dañó edificios, inundó carreteras y dejó miles de viviendas sin electricidad el lunes en Corea del Sur tras castigar las islas en el sur de Japón, donde dejó un muerto y docenas de heridos.

El tifón Haishen pasaba sobre el mar ante la ciudad costera de Sokcho el lunes por la tarde, después de golpear las regiones orientales y sureñas de Corea del Sur, según la Administración Meteorológica de Corea.

El tifón perdía fuerza y sus vientos máximos sostenidos alcanzaban los 108 kilómetros (67 millas) por hora tras llegar a 144 kilómetros (80 millas) por hora durante la mañana. Se esperaba que se rebajara a una tormenta tropical en cuestión de seis horas.

Haishen azotó el suroeste de Japón durante el fin de semana con vientos y lluvia. Una mujer septuagenaria murió de una lesión en la cabeza tras caer en una zanja junto a la carretera durante la evacuación de una población costera, según autoridades de gestión de desastres el fin de semana.

Otras 38 personas resultaron heridas, cinco de ellas de gravedad, según la Agencia japonesa de Gestión de Incendios y Desastres. Escuelas y grandes almacenes cerraron en Hiroshima y otras ciudades del suroeste del país.

En Corea del Sur se destruyeron o inundaron más de 100 viviendas y los autos tenían problemas para circular por las calles inundadas en Ulsan y otras ciudades costeras, como Busan, Sokcho y Gangneung. Los trabajadores de emergencias trataban de retirar árboles derribados, así como los restos de señales de tráfico, edificios y otras estructuras que habían sufrido daños.

Al menos una persona estaba desaparecida tras verse arrastrada por las aguas que llenaron un canal de desagüe en una mina de caliza en la población costera Samcheok, en el este. Otra fue encontrada muerte en Busan, aunque las autoridades dijeron que en un primer momento no estaba claro si la muerte se debía al tifón.

Al menos cinco personas resultaron heridas, incluida una en Busan que sufrió heridas leves cuando el fuerte viento hizo volcar un auto, según el Ministerio del Interior y Seguridad

La tormenta también destruyó o hundió unos 80 barcos pesqueros y provocó paradas automáticas en las turbinas de dos reactores nucleares en la ciudad suroriental de Gyeongju. No se detectaron fugas de material radiactivo.

Cientos de vuelos con origen o destino en la provincia insular sureña de Jeju y en todo el territorio continental surcoreano fueron cancelados, según la Corporación Coreana de Aeropuertos. Algunos puentes y tramos ferroviarios se cerraron, miles de embarcaciones pesqueras y de otra clase fueron trasladadas a lugares seguros y más de 1.600 vecinos de las regiones continentales en el sur fueron evacuadas por el riesgo de aludes de tierra y otros peligros.

Para el lunes por la mañana se había restablecido el suministro eléctrico a 49.643 de los 75.237 hogares que se habían quedado sin luz.

Haishen, que significa “Dios del mar” en Chino, azotó Okinawa y otras islas del archipiélago japonés durante el fin de semana con aguaceros y fuerte oleaje.

La Agencia de Manejo de Desastres e Incendios de Japón informó el lunes que al menos 20 personas resultaron heridas, dos de ellas de gravedad, en incidentes ocurridos en distintas prefecturas del sur del país. Hasta la mañana del lunes, alrededor de medio millón de residencias seguían sin servicio eléctrico. La televisora pública NHK señaló que cuatro personas estaban desaparecidas en Miyazaki.

Se esperaba que la tormenta llegara el lunes por la noche al nordeste de Corea del norte, que la semana pasada se vio afectado por el tifón Maysak, en un nuevo golpe a una economía ya lastrada por las sanciones impulsadas por Estados Unidos, cierres de fronteras derivados de la pandemia del coronavirus y desabastecimiento crónico de alimentos.