Internacional

'Gobiernos utilizan la pandemia para tomar medidas enérgicas contra derechos digitales'

Están introduciendo herramientas de vigilancia y recopilación de datos, señala informe publicado por CNN

Tomada de internet

Agencias

miércoles, 14 octubre 2020 | 10:27

En su lucha contra el coronavirus, algunos gobiernos están introduciendo herramientas de vigilancia digital y recopilación de datos que podrían representar una amenaza duradera para los derechos de los ciudadanos, según un nuevo informe del instituto de investigación Freedom House.

El informe “Freedom on the Net 2020”, una evaluación de 65 países publicada este miércoles, encontró que la pandemia ha acelerado el declive de la libertad de expresión y la privacidad en Internet por décimo año consecutivo, y acusó a algunos gobiernos de usar el virus como pretexto para tomar medidas enérgicas contra el discurso crítico, publicó CNN.

"La pandemia está acelerando la dependencia de la sociedad de las tecnologías digitales en un momento en que Internet es cada vez menos libre", dijo Michael J. Abramowitz, presidente de Freedom House. "Sin las garantías adecuadas para la privacidad y el estado de derecho, estas tecnologías pueden reutilizarse fácilmente para la represión política".

En medio de la pandemia, la conectividad a Internet se ha convertido en un sustento para la información y los servicios esenciales, desde plataformas educativas hasta portales de atención médica, oportunidades de empleo e interacciones sociales. Pero los actores estatales y no estatales también están explotando la crisis para erosionar las libertades en línea.

En ningún lugar ese enfoque ha sido más evidente que en China, según Freedom House, que calificó al país como el peor país en libertad de Internet por sexto año consecutivo.

Desde que surgió el brote de coronavirus en Wuhan en diciembre pasado, China ha desplegado todas las herramientas de su arsenal de control de Internet, desde la vigilancia digital hasta la censura automatizada y los arrestos sistemáticos, para detener la propagación, no solo de Covid-19, sino también de las páginas no oficiales de información y críticas con el gobierno, encontraron los investigadores.

Pero estas prácticas no son exclusivas de China, advierte el informe.