PUBLICIDAD

Internacional

Gigantes petroleros venden pozos sucios a compañías más contaminantes

Grandes empresas de petróleo y gas se deshacen de activos para invertir en tecnologías más limpias y avanzar hacia objetivos climáticos, según estudio

The New York Times

martes, 10 mayo 2022 | 10:10

The New York Times

PUBLICIDAD

Nueva York.- Cuando Royal Dutch Shell vendió su participación en el campo petrolífero de Umuechem en Nigeria el año pasado, fue, sobre el papel, un paso adelante para las ambiciones climáticas de la empresa: Shell podría limpiar sus propiedades, recaudar dinero para invertir en tecnologías más limpias y avanzar hacia su objetivo de cero emisiones netas para 2050.

Sin embargo, tan pronto como Shell se fue, el campo petrolero experimentó un cambio tan significativo que fue detectado desde el espacio: un aumento en la quema o la quema innecesaria del exceso de gas en imponentes columnas de humo y fuego. La quema emite gases de efecto invernadero que calientan el planeta, así como hollín, a la atmósfera.

PUBLICIDAD

En todo el mundo, se espera que muchas de las compañías energéticas más grandes vendan más de 100 mil millones de dólares en campos petroleros y otros activos contaminantes en un esfuerzo por reducir sus emisiones y avanzar hacia sus objetivos climáticos corporativos. Sin embargo, con frecuencia venden a compradores que revelan poco sobre sus operaciones, han hecho pocas o ninguna promesa para combatir el cambio climático y están comprometidos a aumentar la producción de combustibles fósiles.

Una nueva investigación que se publicará este martes mostró que, de 3 mil acuerdos de petróleo y gas realizados entre 2017 y 2021, más del doble involucraron activos que se trasladaron de operadores con compromisos netos cero a los que no. Eso genera preocupaciones de que los activos continuarán contaminando, quizás incluso a un ritmo mayor, pero lejos del ojo público.

“Puede trasladar sus activos a otra empresa y sacar las emisiones de sus propios libros, pero eso no equivale a ningún impacto positivo en el planeta si se hace sin salvaguardas”, dijo Andrew Baxter, quien dirige la transición energética del equipo del Environmental Defense Fund, que realizó el análisis.

Transacciones como estas exponen la parte oculta de la transición energética global que se aleja de los combustibles fósiles, un cambio que es imperativo para evitar los efectos más catastróficos del cambio climático.

Durante los cuatro años anteriores a la venta de Umuechem en Nigeria, los satélites no habían detectado ninguna quema de rutina en el campo, que Shell, junto con los gigantes energéticos europeos Total y Eni, operaba en el delta del Níger. Pero inmediatamente después de que esas empresas vendieran el campo a una empresa respaldada por capital privado, Trans-Niger Oil & Gas, un operador sin objetivos netos cero declarados, los niveles de quema se cuadruplicaron, según datos del satélite VIIRS recopilados por EDF. Trans-Niger dijo el año pasado que tiene la intención de triplicar la producción en el campo.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search