Frontera porosa entre el Congo y Uganda dificulta controlar propagación del ébola

El virus ha matado a más de mil 400 personas

Associated Press
martes, 18 junio 2019 | 10:14
|

Mpondwe.- Varios senderos de tránsito frecuente atraviesan esta exuberante zona donde la gente camina entre el Congo y Uganda para visitar a familiares y amigos cercanos e ir a los concurridos mercados.

El problema es que los peatones, sin saberlo, podrían ser portadores del mortal virus del ébola y obstaculizar los esfuerzos para controlar el brote que se registró al este del Congo, el cual ha matado a más de  mil 400 personas.

La garita fronteriza está abierto 12 horas al día a partir de las 7 a.m. pero al caer la noche las personas transitan a lo largo de las “panyas” o “rutas de ratón”, tal como se les conoce a los estrechos senderos en el idioma local kiswahili.

Estos senderos son muestra del estrecho vínculo entre los dos países, donde la mayoría de las personas tienen familiares en ambos lados de la frontera. Pero a medida que el ébola se esparce, las accidentadas rutas también preocupan a los trabajadores de la salud y a las autoridades locales que tratan de evitar cualquier contaminación transfronteriza.