Internacional

Frenada por el coronavirus, la industria china lucha por reactivarse

Algunas fábricas están volviendo a funcionar, pero con muchos trabajadores en cuarentena y con pocos suministros

The New York Times

The New York Times

lunes, 17 febrero 2020 | 12:06

Pekín.- Airbus está reactivando lentamente su línea de ensamblaje en China. General Motors comenzó con una producción limitada el sábado. Toyota le siguió el lunes por la mañana.

Con frecuencia y dolor, y con un poco de preocupación por parte de Pekín, China está tratando de reabrir sus negocios.

La segunda economía más grande del mundo prácticamente se congeló hace tres semanas cuando un brote viral enfermó a decenas de miles de personas y alargando inesperadamente un periodo de vacaciones en ocasión del Nuevo año Lunar chino. La congelación provocó advertencias de que la economía global podría estar en peligro si la preeminente potencia manufacturera del mundo permanecía cerrada por más tiempo.

Ahora, mientras algunas fábricas vuelven a la acción, la tarea monumental de reiniciar China se está tornando cada vez más evidente. Los esfuerzos de China para contener el virus están chocando con su impulso para que el país vuelva a funcionar, lo que requiere que los líderes del país logren un equilibrio entre mantener a las personas seguras y volver a encauzar la vitalidad de las industrias.

Los líderes chinos pidieron la semana pasada un mayor énfasis en reavivar la economía. Pero muchas de las fábricas que han reabierto están operando muy por debajo de su capacidad, según algunas compañías y expertos. Las cuarentenas, las carreteras bloqueadas y los retenes impiden que millones de trabajadores vuelvan a sus trabajos. Las líneas de suministro han sido cortadas.

Incluso para comenzar de nuevo, los funcionarios chinos están exigiendo a las empresas que proporcionen máscaras a los trabajadores, revisen con regularidad sus temperaturas y sigan sus movimientos para asegurarse de que no hayan entrado en contacto con el coronavirus, denominado COVID-19.