Internacional

Extraditan a EU a aliado de Maduro acusado de lavar dinero

El hecho podría afectar las relaciones entre Washington y Caracas, así como las negociaciones que se llevan a cabo en México

Associated Press

sábado, 16 octubre 2021 | 15:41

Associated Press | Piden la liberación del empresario colombiano y enviado especial del gobierno venezolano, Alex Saab, en Caracas, Venezuela

Miami.— Un fugitivo importante cercano al gobierno socialista de Venezuela fue subido a un avión para su extradición a Estados Unidos, donde enfrentará cargos por lavado de dinero, confirmó un funcionario senior estadounidense el sábado.

Alex Saab viaja en un vuelo fletado del Departamento de Justicia proveniente de Cabo Verde, donde fue arrestado hace 16 meses al hacer una parada en ese país cuando se dirigía a Irán para lo que el gobierno de Nicolás Maduro ha descrito como una misión humanitaria diplomática.

El funcionario habló a condición de mantener el anonimato. Antes, varios medios de comunicación en Cabo Verde habían reportado su extradición citando fuentes no identificadas. Una firma de relaciones públicas que representa a Saab indicó en un email que el empresario colombiano fue sacado de su hogar sin haber notificado a sus abogados.

Se prevé que su llegada a Estados Unidos complique las relaciones entre Washington y Caracas, con la posibilidad de que afecte las negociaciones entre el gobierno de Maduro y sus oponentes apoyados por Estados Unidos. Tales negociaciones, que se encuentran en sus etapas iniciales, se llevan a cabo en México.

El mes pasado, Maduro criticó a Estados Unidos por el “secuestro” y “tortura” de Saab, un empresario de Colombia previamente desconocido al que los fiscales acusan de amasar una fortuna a través de negocios a nombre del gobierno venezolano, que enfrenta duras sanciones de Estados Unidos.

Las autoridades estadounidenses habían tenido en la mira a Saab por años, ante la creencia de que guarda muchos secretos respecto a la forma en que Maduro, la familia del mandatario venezolano y sus principales aliados desviaron millones de dólares de contratos gubernamentales para alimentos y vivienda en medio de una crisis generalizada en Venezuela.

Sin embargo, sus partidarios, entre ellos el gobierno de Maduro y sus aliados Rusia y Cuba, consideran que su detención es ilegal y sostienen que Saab era un enviado diplomático del gobierno venezolano y como tal cuenta con inmunidad mientras cumple funciones oficiales.

Tal argumento no logró persuadir a la Corte Constitucional de Cabo Verde, que el mes pasado autorizó su extradición después de un año de sostener una disputa con el equipo legal de Saab, incluyendo al exjuez español Baltasar Garzón y BakerHostetler, uno de los despachos de abogados más grandes de Estados Unidos.

Los fiscales federales en Miami levantaron cargos a Saab en 2019 por lavado de dinero vinculado a un presunto esquema de soborno que se embolsó más de 350 millones de dólares de un proyecto de vivienda de interés social del gobierno venezolano.

Por separado, Saab había sido sancionado por el gobierno del entonces presidente Donald Trump por supuestamente usar una red de empresas fantasma de alcance mundial —en los Emiratos Árabes Unidos, Turquía, Hong Kong, Panamá, Colombia y México— para ocultar ganancias enormes de contratos alimenticios no licitados y sobrevaluados obtenidos por medio de sobornos.

close
search