Internacional

Entra Japón en recesión y lo peor está por venir

Es la economía más grande del mundo en ser arrasada por el impacto del virus y se espera que sigan Alemania y Francia

The New York Times

The New York Times

lunes, 18 mayo 2020 | 08:43

Tokio.- Japón cayó en una recesión por primera vez desde 2015, ya que su economía fue arrastrada por el impacto del coronavirus.

Eso la convierte en la economía más grande en entrar oficialmente en una recesión en la era del coronavirus. Se espera que sigan otras economías importantes en todo el mundo, así como a Alemania y Francia, a medida que los esfuerzos por contener el brote se expanden en todo el mundo. Las experiencias de China, donde el brote surgió por primera vez en diciembre y enero, sugieren que la recuperación será larga y difícil.

"La economía entró en el impacto del coronavirus en una posición muy débil", dijo Izumi Devalier, economista de Japón. “pero las cosas realmente grandes y feas van a suceder en los datos de abril y junio". Serán tres trimestres de crecimiento muy negativo. No es una imagen muy alentadora".

Las empresas ya habían estado tambaleándose antes de que llegara el coronavirus.

El gasto del consumidor cayó después de que el gobierno japonés aumentara en octubre un impuesto al consumo del 8 al 10 por ciento, una medida que, según la administración del primer ministro Shinzo Abe, ayudaría a pagar la deuda nacional, la más alta entre las naciones desarrolladas, y a financiar la creciente demanda de servicios sociales a medida que envejecen los trabajadores del país.

Días después, un tifón se estrelló contra la isla principal del país, causando enormes daños y reduciendo aún más la actividad económica.

Incluso antes de eso, el número de exportaciones japonesas había disminuido constantemente todo el año pasado debido a la desaceleración de la demanda global y las consecuencias de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

La situación solo ha empeorado este año. El brote aplastó las exportaciones de Japón, lo obligó a posponer los Juegos Olímpicos y luego puso al país en un encierro suave mientras se unía a otras naciones que luchaban por detener el coronavirus.