PUBLICIDAD

Internacional

Enfrentan dirigentes israelíes dura decisión en tregua con Hamás

Una pausa más larga podría perturbar la campaña militar de Israel en Gaza

The New York Times

martes, 28 noviembre 2023 | 12:39

The New York Times | Cada liberación diaria de prisioneros aumenta la popularidad de Hamás en Cisjordania The New York Times | Cada liberación diaria de prisioneros aumenta la popularidad de Hamás en Cisjordania The New York Times | Cada liberación diaria de prisioneros aumenta la popularidad de Hamás en Cisjordania The New York Times | Cada liberación diaria de prisioneros aumenta la popularidad de Hamás en Cisjordania The New York Times | Cada liberación diaria de prisioneros aumenta la popularidad de Hamás en Cisjordania

PUBLICIDAD

La decisión de Israel y Hamás de prorrogar su breve tregua en Gaza ha generado beneficios a corto plazo para ambas partes, pero ha amplificado la incertidumbre sobre cómo, cuándo y si Israel proseguirá su invasión de Gaza.

Viviendas destruidas en Khan Younis, en el sur de la Franja de Gaza, el lunes

El acuerdo, anunciado por Qatar, de prolongar el alto el fuego de cuatro a seis días ha aumentado las expectativas de que ambas partes acuerden más prórrogas breves. Y si el alto el fuego se prolonga, habrá una mayor presión externa sobre Israel para que lo haga permanente, y una mayor presión interna para ponerle fin.

Un grupo de 12 rehenes más fueron liberados el martes, según informó Israel, horas después de que ambas partes se acusaran mutuamente el martes de violar la tregua, la primera vez que una de las partes hace una acusación de este tipo desde que el acuerdo entró en vigor el pasado viernes.

El ejército israelí dijo que se habían detonado artefactos explosivos cerca de sus tropas en dos lugares del norte de Gaza y que militantes de una zona habían disparado contra ellas. Hamás afirmó que sus combatientes habían participado en un "enfrentamiento sobre el terreno" provocado por Israel, sin ofrecer más detalles. Pero ninguna de las partes señaló que fuera a retirarse del acuerdo.

Por ahora, las pequeñas prórrogas sirven tanto a Hamás como a Israel.

Hamás puede prolongar su control de la mayor parte de Gaza tras haber sido derrotado en el norte del territorio desde que Israel lo invadió hace más de un mes. Una pausa más prolongada daría a Hamás más tiempo para reagruparse y reposicionar sus fuerzas, y desde Egipto podría entregarse más ayuda a los 2,2 millones de habitantes de Gaza, la mayoría de los cuales han sido desplazados por los combates y sufren una profunda escasez de alimentos y combustible.

Israel podrá recuperar a más de los aproximadamente 240 rehenes capturados por Hamás y sus aliados al comienzo de la guerra, el 7 de octubre. Por cada día adicional de alto el fuego, ambas partes han acordado intercambiar unos 10 israelíes por 30 palestinos encarcelados por Israel. El regreso de los israelíes desaparecidos, muchos de ellos mujeres y niños, ha supuesto un gran estímulo para la opinión pública israelí, gran parte de la cual sigue de cerca cada intercambio.

Pero cuanto más dure esa dinámica, mayor será el enigma para Israel.

Cada liberación diaria de prisioneros aumenta la popularidad de Hamás en Cisjordania, ocupada por Israel, adonde han regresado muchos de los palestinos liberados, y donde Hamás y otros grupos armados libran una insurgencia de bajo nivel.

Una pausa prolongada frena el impulso de la invasión israelí, poniendo en peligro su objetivo declarado de desalojar a Hamás del poder. Funcionarios de la administración Biden afirman que ya han presionado a Israel para que luche de forma más quirúrgica una vez que retome su invasión, a medida que aumenta la presión internacional sobre Israel para que detenga por completo sus ataques.

Sobre todo, algunos israelíes temen que una prórroga prolongada daría a Hamás demasiada influencia sobre la psique israelí, dijo Anshel Pfeffer, comentarista político de Haaretz, un periódico israelí de izquierdas.

La captura de tantos rehenes, incluido un bebé de 9 meses, traumatizó a muchos israelíes.

El complicado proceso de liberación de los rehenes, plagado de retrasos y desacuerdos entre Hamás e Israel, ha agravado ese tormento.

"Israel se enfrenta a un verdadero dilema", dijo el Sr. Pfeffer. "Con cada liberación de rehenes, Hamás controla las emociones israelíes. En última instancia, Israel tendrá que decidir entre liberar a más rehenes - o impedir que Hamás dicte el estado de ánimo del país."

Algunos analistas afirman que las presiones internas incitarán probablemente al primer ministro Benjamin Netanyahu a reactivar la invasión más pronto que tarde. Un retraso en la reanudación del ataque pondría al Sr. Netanyahu en rumbo de colisión con los ministros de extrema derecha del gobierno que apoyaron a regañadientes el alto el fuego porque se les aseguró que la invasión continuaría tras una breve tregua.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search