Internacional

Empresas de EU son objetivos de hackers chinos e iraníes

Se cree que la retirada de Trump del acuerdo nuclear con Irán y sus conflictos comerciales con China han inspirado nuevas oleadas de ciberataques

The New York Times
lunes, 18 febrero 2019 | 10:06

San Francisco.- Empresas e instancias gubernamentales con domicilio en Estados Unidos han sido objetivo de agresivos ataques por parte de hackers iraníes y chinos a quienes expertos en seguridad creen ha revitalizado la salida que el presidente Trump hizo el año pasado del convenio nuclear con Irán y los conflictos comerciales del mandatario con China.

Los recientes ataques iraníes contra bancos, empresas y dependencias gubernamentales estadounidenses han sido más amplias de lo que se había reportado. Docenas de corporaciones y varias instancias federales han sido atacadas, de acuerdo con siete personas informadas al respecto pero sin autorización para hablar públicamente en torno a los incidentes.

Lo ataques, que analistas de la Dirección Nacional de Seguridad y la empresas de seguridad privada FireEye han atribuido a Irán, dieron pie a que el Departamento de Seguridad Interna emitiera una orden de emergencia durante la parálisis gubernamental del mes pasado.

Los ataque iraníes coinciden con la renovada ofensiva china para robar secretos comerciales y militares a contratistas militares y empresas de tecnología estadounidenses, según nueve funcionarios de inteligencia, investigadores de seguridad privada y abogados familiarizados con los ataques y quienes hablaron acerca de los mismos pidiendo no ser identificados.

En el resumen de un informe de inteligencia que se leyó al New York Times se señala que Boeing, General Electric Aviation y T-Mobile son algunos de los recientes objetivos de los intentos chinos de espionaje industrial. Todas las empresas rehusaron hablar en torno a las amenazas, desconociéndose si tuvo éxito alguno de los hackeos.

Resulta difícil cuantificar el número de ataques de espionaje industrial, en parte debido a que la mayoría han sido diseñados a efecto de robar secretos comerciales estratégicos, no el tipo de información personal sobre clientes y empleados que las empresas deben dar a conocer. En las últimas semanas sólo Airbus ha reconocido que unos hackers chinos penetraron sus bases de datos.