Internacional

Empeora coronavirus relación entre Estados Unidos y China

La epidemia se ha convertido en el tema más reciente que divide a ambos países

The New York Times

The New York Times

jueves, 20 febrero 2020 | 10:22

Pekín.- Aranceles y la guerra comercial. Espionaje y Huawei. Hong Kong, Taiwán y el Mar del Sur de China.

Ahora, una epidemia se ha convertido en el tema más reciente y potencialmente más divisivo que separa a Estados Unidos y a China. Para los críticos más feroces de China dentro de la administración de Trump, el pánico global sobre el coronavirus ha proporcionado una nueva apertura para denunciar el gobierno del Partido Comunista Chino, en el cual, según ellos, no se puede confiar para revelar lo que sabe o manejar adecuadamente la situación.

Pero si los miembros ultraconservadores de la administración esperaban un mensaje unido y anti-China proveniente de Washington, ese objetivo ha sido socavado por su propio líder. El presidente Trump elogió públicamente el manejo de la crisis por parte del presidente Xi Jinping e incluso abogó por mayores lazos comerciales, incluida la venta de motores a reacción a China.

“Miren”, dijo Trump el martes, “lo sé: el presidente Xi ama a la gente de China, ama a su país y está haciendo un muy buen trabajo en lidiar con una situación muy, muy difícil”.

El envío de mensajes mixtos. que reflejan un verdadero desacuerdo político interno o simplemente los caprichos del presidente, se ha convertido en un elemento básico de la administración de Trump. Pero, en general, las voces que atacan con mayor dureza a China han logrado dominar la conversación, arremetiendo contra Pekín mientras enfrenta a un desafío tras otro: una guerra comercial con Washington, protestas en Hong Kong y ahora la lucha para contener el coronavirus.

Los comentarios conciliadores de Trump de esta semana podrían ser un esfuerzo para calmar las tensiones y mantener la economía y el mercado bursátil de Estados Unidos a flote mientras encabeza una campaña de reelección. Ese enfoque está respaldado por una facción pro-comercial liderada por el Secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin que aboga por estrechos lazos entre las dos economías más grandes del mundo.