Ejército de Sudán no extraditará al presidente

Omar al-Bashir será sometido a juicio, dice el mando militar al defender el golpe de Estado

Associated Press
viernes, 12 abril 2019 | 11:09

El Cairo.- El ejército sudanés no extraditará al depuesto presidente Omar al-Bashir, sino que lo someterá a juicio en el país, dijo el mando militar el viernes al defender el golpe de Estado con el que destituyó al gobernante.

Tras la destitución de al-Bashir, luego de meses de protestas crecientes contra su régimen, se han multiplicado los llamados a entregarlo a la Corte Penal Internacional para que responda por crímenes de guerra, de lesa humanidad y genocidio debido a su mortífera campaña contra los insurgentes de Darfur.

En el conflicto de Darfur, en la primera década del siglo, las milicias respaldadas por el gobierno mataron a 300.000 personas y expulsaron de sus hogares a 2,7 millones.

El jefe del consejo militar que tomó el poder fue el ministro de Defensa, Awad ibn Ouf, miembro veterano del régimen a quien Estados Unidos ha sancionado por su presunto apoyo a esas milicias.

Los manifestantes han rechazado el anuncio de que los militares gobernarán durante dos años y dicen que es la continuidad del régimen de al-Bashir.

Miles desafiaron el toque de queda impuesto por los militares y siguieron sentados frente a la sede del ejército en Jartum, donde prometieron seguir en las calles hasta la creación de un gobierno civil de transición.

Al-Bashir se encontraba preso, dijo a la prensa el coronel general Omar Zein Abedeen, miembro del consejo militar, pero se negó a aclarar dónde se encontraba el expresidente que gobernó durante tres décadas. Confirmó que el vicepresidente, otros altos funcionarios del régimen y socios de al-Bashir también están presos, pero no dio nombres.

Entregar a al-Bashir a juicio ``sería una mala etiqueta para Sudán... ni siquiera extraditamos a rebeldes que portan armas``, dijo Zein Abedeen, el encargado del diálogo con los partidos políticos.

Dejó abierta la posibilidad de que un futuro gobierno civil extradite a al-Bashir a la corte con sede en La Haya, Holanda.

En una conferencia de prensa transmitida en vivo por la TV estatal y flanqueado por militares uniformados, Zein Abedeen aseguró que el ejército no pretende detentar el poder por mucho tiempo. Dijo que los dos años eran el plazo máximo y que podría ser menor.

``Esto no fue un golpe de Estado`` sino una ``herramienta para el cambio``, dijo el oficial. ``Vinimos... para guiar el país hacia adelante``.

Sin embargo, los organizadores de las protestas rechazaron las declaraciones militares, que calificaron de ``engaño y farsa``.

La Asociación de Profesionales Sudaneses, que encabezó los cuatro meses de manifestaciones contra al-Bashir, dijo que los ``líderes del golpe... no están capacitados para traer cambios`` y reiteró el reclamo de la ``entrega inmediata del poder a un gobierno civil de transición``.

Tras el arresto de al-Bashir, las fuerzas armadas suspendieron la constitución, disolvieron el gobierno, impusieron el toque de queda nocturno y declararon el estado de emergencia por tres meses. Esto ha generado el temor de que disuelva por la fuerza la enorme manifestación frente a su cuartel, lo que provocaría más violencia.