PUBLICIDAD

Internacional

Crisis energética golpea economía mundial y plantea grave riesgo para Europa

Las consecuencias de la guerra en Ucrania amenazan a Europa con lo que algunos temen podría convertirse en su crisis económica más desafiante en décadas

The New York Times

jueves, 08 septiembre 2022 | 09:10

The New York Times

PUBLICIDAD

Bruselas.- La amenaza para el poderío industrial y los niveles de vida de Europa es particularmente grave a medida que los políticos se apresuran a desvincular el continente de las fuentes de energía de Rusia.

La invasión rusa de Ucrania y los efectos continuos de la pandemia han afectado a países de todo el mundo, pero la implacable serie de crisis ha golpeado más fuerte a Europa, provocando el salto más pronunciado en los precios de la energía, algunas de las tasas de inflación más altas y el mayor riesgo de recesión.

PUBLICIDAD

Las consecuencias de la guerra amenazan al continente con lo que algunos temen podría convertirse en su crisis económica y financiera más desafiante en décadas.

Si bien el crecimiento se está desacelerando en todo el mundo, "en Europa es mucho más grave porque está impulsado por un deterioro más fundamental", dijo Neil Shearing, economista jefe del grupo de Capital Economics. Los ingresos reales y el nivel de vida están cayendo, agregó. “Europa y Gran Bretaña simplemente están peor”.

Varios países, incluida Alemania, la economía más grande de la región, acumularon una dependencia de décadas de la energía rusa. El aumento de ocho veces en los precios del gas natural desde que comenzó la guerra presenta una amenaza histórica para el poderío industrial, el nivel de vida y la paz y cohesión social de Europa. Se están elaborando planes para el cierre de fábricas, apagones continuos y racionamiento en caso de escasez severa este invierno.

El riesgo de hundir los ingresos, aumentar la desigualdad y aumentar las tensiones sociales podría conducir “no solo a una sociedad fracturada sino a un mundo fracturado”, dijo Ian Goldin, profesor de globalización y desarrollo en la Universidad de Oxford. “No nos hemos enfrentado a algo así desde la década de 1970, y no terminará pronto”.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search