Confirma Nasa que 2018 fue el cuarto año más caluroso de la historia

Las altas temperaturas registradas constituyen la continuación de una tendencia indudable de calentamiento global

The New York Times
miércoles, 06 febrero 2019 | 11:57

Nueva York.- El miércoles científicos de la NASA anunciaron que en el 2018 la temperatura de la superficie terrestre fue la cuarta más alta en los casi 40 años desde que se llevan registros y que constituye la continuación de una tendencia indudable de calentamiento.

“De hecho, los cinco años más calurosos han sido los últimos cinco años”, dijo Gavin A. Schmidt, director del Instituto Goddard para Estudios Espaciales, el grupo de la NASA que realizó el análisis. “Ya no estamos hablando acerca de una situación en la que el calentamiento global sea algo a futuro. Ya llegó. Está aquí”.

En general, 18 de los 19 años con temperaturas más altas tuvieron lugar desde el 2001.

Si bien en el planeta ha habido días más calurosos y más fríos, lo que distingue el calentamiento reciente es lo relativamente repentino del ascenso en las temperaturas y su clara correlación con los niveles al alza de los gases generadores del efecto invernadero, como el dióxido de carbono y el metano producidos en ese mismo lapso por la actividad humana.

En el 2018 la temperatura de la Tierra fue más de un grado centígrado, o 1.8 grados Fahrenheit, por encima de la temperatura promedio registrada a finales del Siglo XIX, cuando los seres humanos empezaron a liberar en la atmósfera grandes cantidades de dióxido de carbono. Los científicos consideran que para que el mundo evite las peores consecuencias del cambio climático, las temperaturas globales no deben subir más de dos grados centígrados respecto a los niveles previos a la industrialización.

La publicación de los datos de la NASA se dio al mismo tiempo que el anuncio similar hecho por la Dirección Nacional Oceánica y Atmosférica, que utilizó metodología ligeramente distinta a fin de determinar los cambios generales en la temperatura del planeta pero que también clasificó al 2018 como el cuarto año más caluroso.