Condenan a pediatra por tener pornografía infantil

Se trata de Ricardo Russo, uno de los jefes pediátricos del hospital de niños de Argentina

Excélsior
miércoles, 06 noviembre 2019 | 18:18
|

Argentina- La justicia argentina condenó el miércoles a diez años de prisión a uno de los jefes médicos del hospital de niños de mayor excelencia del país por los delitos de tenencia, distribución y producción de pornografía infantil. Entre el material había imágenes de menores tomadas en ese centro de salud.

Ricardo Russo, quien se desempeñaba como jefe del servicio de inmunología y reumatología del hospital público de pediatría Juan P. Garrahan, fue también inhabilitado de por vida para ejercer como médico.

La condena fue dispuesta por el juez en lo penal, contravencional y de faltas Gonzalo Rúa, quien dio por probado que Russo, con un usuario del programa de intercambio de archivos Emule, “puso a disposición y facilitó a terceros” cerca de 1.000 archivos de video y fotografía “con contenido de abuso o explotación sexual infantil”.

Los archivos fueron detectados en tres computadoras del médico, entre ellas, una que se encontraba en su consultorio en el Garrahan. El material contenía imágenes de abusos y otras de desnudez de menores.

Los peritos determinaron que varias de las imágenes correspondían a pacientes del médico y que fueron captadas en el hospital.

"No había finalidad médica ni científica en esas imágenes”, concluyó el juez Rúa. Las describió como “violentas, aberrantes... cada una de esas imágenes constituye abusos o explotación de menores”.

El magistrado también ordenó que el médico condenado aguarde en prisión hasta que la sentencia esté firme por riesgo de fuga.

"Estoy sorprendido por las conclusiones a las que usted ha arribado”, dijo Russo al juez. Durante el proceso negó que las imágenes de los menores tuvieran fines de explotación sexual y que las haya distribuido.

La policía arrestó al médico a fines de mayo de este año a partir de un reporte del FBI de Estados Unidos y del Ministerio Público de la Acusación de Brasil, que en el marco de una operación conjunta para desbaratar una red de pornografía infantil corroboró que varios usuarios de una plataforma digital dedicada al intercambio de ese material operaban desde Argentina.

La fiscal Daniela Dupuy, quien había solicitado diez años de prisión contra Russo, dijo a periodistas tras el fallo que la investigación continúa sobre otros usurarios locales que compartían el material pornográfico.