Concreta EU acuerdo para enviar solicitantes de asilo a El Salvador

Funcionarios estadounidenses insisten en que no equivale a lo que se conoce como un pacto de 'tercer país seguro'

El Diario de Juárez
viernes, 20 septiembre 2019 | 12:32
|

Washington.- El gobierno de Trump entabló un acuerdo que podría permitir que Estados Unidos rechace a solicitantes de asilo en la frontera y enviarlos a El Salvador para que busquen refugio en uno de los países más peligrosos del mundo. El acuerdo entre los dos gobiernos es el último en una serie de políticas destinadas a disuadir la afluencia de migrantes que solicitan protección en suelo estadounidense, informó The Washington Post.

Kevin McAleenan, secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, anunciará el acuerdo el viernes por la tarde, según funcionarios de la administración con conocimiento del mismo. McAleenan viajó a El Salvador para resolver dicho pacto el mes pasado con el presidente Nayib Bukele.

Los funcionarios estadounidenses describen el acuerdo como un “acuerdo de cooperación en materia de asilo” e insisten en que no equivale a lo que se conoce como un acuerdo de “tercer país seguro”, término ha sido estigmatizado en Centroamérica, en gran parte debido a que sería difícil considerar la región del Triángulo Norte de El Salvador, Honduras y Guatemala como un refugio seguro dado que dichos países tienen uno de los índices más altos de homicidios en el mundo.

Sin embargo, en la práctica, el acuerdo de cooperación con El Salvador podría lograr lo que McAleenan está buscando en todo el hemisferio: acuerdos que tienen la intención de detener el creciente número de migrantes que inundan los tribunales de inmigración de Estados Unidos solicitando asilo político.

Los solicitantes de asilo de Nicaragua, Cuba y otras naciones que pasen por El Salvador en ruta hacia la frontera de Estados Unidos serían elegibles para regresar allí según los términos del acuerdo. Como parte del plan, Estados Unidos ayudará a construir un sistema de asilo en El Salvador y en otras naciones de la región, buscando financiar la iniciativa a través de las agencias de refugiados de las Naciones Unidas.