Internacional

Cifra diaria de muertos supera los 100

Ascienden a 1,016 los fallecimientos por el coronavirus en China

Associated Press

martes, 11 febrero 2020 | 06:00

Beijing— La cifra de muertos en China por el coronavirus superó ayer los mil, luego de que más de 100 personas fallecieran por esta causa en las últimas 24 horas, anunció el ministerio de salud.

Aunque más oficinas y tiendas en el país han reabierto sus puertas tras el feriado extendido por el Año Nuevo Lunar, parece que mucha gente ha optado por quedarse en casa. Las autoridades de salud pública observan cuidadosamente para ver si las infecciones se incrementan a consecuencia del regreso de los trabajadores a las ciudades y la reapertura de los negocios.

En las últimas 24 horas se reportaron 108 fallecimientos, informó la Comisión Nacional de Salud. Eso incrementó el total a mil 016 muertes, muy por encima de los que dejó el brote del síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés) de 2002-2003, el cual proviene de la misma familia de coronavirus que el actual.

El número de nuevos casos confirmados disminuyó ligeramente a 2 mil 478, en comparación con los 3 mil 062 del día anterior, con lo que el total en el territorio continental chino llegó a 42 mil 638. Algunas personas ya se curaron y fueron dadas de alta.

En Japón, mientras tanto, se reportaron docenas de casos nuevos en un crucero en cuarentena.

El operador de un crucero en cuarentena en Yokohama, cerca de Tokio, dijo que se habían identificado otros 65 casos a bordo, elevando el total a 135.

El Gobierno japonés estudiaba hacer pruebas a los 3 mil 711 pasajeros y tripulantes del Diamond Princess, lo que requeriría que todos siguieran a bordo hasta tener los resultados. Las autoridades sanitarias estaban teniendo problemas para entregar los medicamentos solicitados por más de 600 pasajeros.

“Hacemos todo lo posible por mantener a todo el mundo con buena salud”, dijo Kato.

Se han confirmado más de 440 casos fuera de China continental.  

El Gobierno británico declaró el virus como una “amenaza grave e inminente para la salud pública”, lo que según dijo permite a las autoridades detener de forma forzosa a personas infectadas si es necesario. Un hombre británico que se contagió en Singapur en enero parece estar relacionado con al menos otros siete casos confirmados en Europa.

China ha construido dos hospitales para pacientes del virus en Wuhan y enviado miles de médicos, enfermeras y otros trabajadores sanitarios a la ciudad de 11 millones de personas. La mayor parte del acceso a Wuhan se suspendió el 23 de enero y las restricciones se han ampliado después a otras ciudades, hasta afectar a 60 millones de personas.

Los negocios en China empezaban a reanudar sus operaciones tras el feriado del Año Nuevo Lunar, que se amplió para evitar desplazamientos en un intento de contener el virus, pero afrontaban duras pérdidas.

Zhang Peng, que trabajaba para una firma de streaming, o videos en vivo por Internet, iba a su oficina en Beijing por primera vez desde el feriado. La empresa comprobaba que los empleados no tuvieran fiebre y repartía mascarillas.

“Creo que la situación es bastante buena ahora”, dijo Zhang. “Hoy fui a trabajar en metro y pasé varios controles en la estación. Y mi empresa hizo un buen trabajo de prevención y control”.

Iris Ke, que trabaja para una empresa de publicidad, dijo que tenía pensado esperar a la semana siguiente para volver a la oficina.

El banco central de China anunció un fondo de 300 mil millones de yuanes (43 mil millones de dólares) para ofrecer préstamos a bajo interés a productores de material médico y fármacos, u otras empresas implicadas en la lucha contra el virus.