Internacional

China abandona crecimiento y planea aumentar el gasto público

El país asiático busca formas de recuperarse del costo económico del coronavirus

Associated Press

The New York Times

viernes, 22 mayo 2020 | 10:15

Nueva York— Los funcionarios chinos se negaron a establecer un objetivo de crecimiento económico para este año y describieron planes para aumentar el gasto público, todo esto mientras continúan buscando formas de recuperarse del costo económico del coronavirus.

En su informe anual a los legisladores chinos, hoy viernes, el primer ministro Li Keqiang dijo que los líderes del país se negaron a establecer un objetivo por primera vez en años "porque nuestro país enfrentará algunos factores que son difíciles de predecir en su desarrollo, debido a la gran incertidumbre sobre la pandemia de Covid-19 y el entorno económico y comercial mundial".

La economía de China se contrajo en los primeros tres meses del año en comparación con el año anterior, el primer declive en la era moderna, después de que los esfuerzos para combatir el brote congelaron vastas partes de su maquinaria industrial.

El objetivo de crecimiento de China representa un indicador de cómo ven los líderes del país a la economía en marcha, y sus cifras oficiales, que la mayoría de los economistas consideran demasiado suaves y constantes para ser precisas, generalmente alcanzan o superan el objetivo. El año pasado, estableció un objetivo del 6 al 6.5 por ciento.

El informe de Li dijo que China aumentaría el gasto gubernamental en 140 mil millones de dólares para impulsar el crecimiento, además de emitir una cantidad similar en bonos para los esfuerzos de recuperación del coronavirus.

Si bien es significativo, el gasto representa alrededor del 2 por ciento de la producción económica anual de China, una proporción menor en comparación con lo que otros países han hecho. Los líderes del país desconfían de implementar el tipo de estímulos impulsados que ayudaron a la economía china a recuperarse rápidamente de la crisis financiera mundial de hace una década, pero a costa de una enorme deuda pública.