Internacional

'Cada día es crítico': la batalla de Corea del Sur contra el coronavirus

La última explosión de casos de Covid ha puesto al país al límite

The New York Times

martes, 22 diciembre 2020 | 13:20

Associated Press | Un empleado desinfecta las agarraderas como precaución contra el coronavirus en un tren subterráneo en Seúl

Seúl, Corea del Sur— En varias provincias de Corea del Sur, no hay camas disponibles en las Unidades de Cuidados Intensivos para tratar el número rápidamente creciente de pacientes con Covid-19. Hasta el lunes, el gobierno confirmó que solo había 42 camas disponibles en todo el país. En el área metropolitana de Seúl, hogar de la mitad de la población del país y la mayoría de sus infecciones recientes, solo hubo seis.

La última explosión de casos de coronavirus en Corea del Sur ha puesto al país al límite de una manera que no lo había estado desde el comienzo de la pandemia. Si los casos no se pueden controlar y la presión sobre los hospitales continúa deteriorándose, el gobierno puede imponer por primera vez restricciones de Nivel 3, el nivel más alto de reglas de distanciamiento social a excepción de un bloqueo en Corea del Sur.

Un miedo silencioso se ha apoderado de un país que durante gran parte del año se mantuvo como modelo para el resto del mundo. Las calles de Seúl están cada día más vacías. Los supermercados han informado de fuertes ventas de fideos instantáneos y kits de comida. Los dueños de restaurantes están ansiosos por verse obligados a cerrar sus puertas a los clientes que cenan en el local, tomando pedidos solo para llevar.

Y ahora, el virus es aún más difícil de contener.

"A diferencia del pasado, esta vez el virus parece aparecer en todas partes y ningún lugar es seguro", dijo Myeong Hae-kyung, enfermera en jefe del Centro Médico de la Universidad de Yeungnam, en Daegu, quien sirvió en la primera línea cuando la ciudad era el epicentro del primer brote de coronavirus en el país a principios de este año.

“En los últimos días, mi vida ha ido alternando entre el hospital y el hogar. Tengo miedo de ir a cualquier otro lugar”, dijo.

En esta ola, los hospitales son un foco crítico en Corea del Sur. El país tiene como objetivo proporcionar camas de hospital a los pacientes un día después de ser diagnosticados con la enfermedad.

Pero hasta el domingo, 368 pacientes en el área metropolitana de Seúl seguían esperando en sus casas que les asignaran camas. La semana pasada, un paciente en Seúl murió en su casa mientras esperaba una cama de hospital. Otro murió este domingo en su casa también.

"Debemos asegurar camas de hospital para pacientes críticamente enfermos como si estuviéramos librando una guerra", dijo el pasado domingo el primer ministro Chung Sye-kyun. "Cada día es crítico".

close
search