Internacional

Aumentan videos de abuso sexual infantil en línea

Facebook es donde se concentra más material, sobre todo en su aplicación Messenger

The New York Times

The New York Times

viernes, 14 febrero 2020 | 13:52

El número reportado de fotografías, videos y otros materiales relacionados con el abuso sexual infantil en línea creció en más de un 50 por ciento el año pasado, un indicador de que muchas de las plataformas tecnológicas más grandes del mundo continúan infestadas de contenido ilegal.

Casi setenta millones de imágenes y videos fueron reportados al Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados, un centro de información para las imágenes de abuso infantil designado de manera federal que trabaja con las agencias de seguridad pública.

La cifra récord fue impulsada por un alza en los videos ilegales, que siempre han sido populares entre los depredadores sexuales pero ahora son detectados con mayor facilidad por algunas compañías. Más de 41 millones de videos fueron reportados; hace cinco años el número era inferior a los 350 mil. Las compañías marcaron muchas de las mismas imágenes y videos en múltiples ocasiones a medida que fueron compartidos entre usuarios. 

El centro compartió con The New York Times la identidad de las compañías que detectaron las imágenes; sería la primera vez que se difunde información detallada de las empresas.

Facebook reportó casi sesenta millones de fotografías y videos, más del 85 por ciento del total. El número refleja tanto su inmensa base de usuarios como su enfoque agresivo para eliminar el material, pero muestra que los delincuentes continúan explotando esa plataforma. Casi la mitad del contenido no necesariamente era ilegal, de acuerdo con la compañía, y fue reportado para ayudar a las instituciones de seguridad pública con las investigaciones. Instagram, propiedad de Facebook, fue responsable por 1.7 millones adicionales de fotografías y videos.

En un comunicado, Antigone Davis, la responsable de seguridad global de Facebook, dijo: “El tamaño y la experiencia de nuestro equipo, junto con nuestra tecnología sofisticada, nos han convertido en líderes de la industria en detectar, eliminar y reportar estas imágenes, así como en frustrar los intentos de compartirlas”.

“Continuaremos desarrollando las mejores soluciones para mantener seguros a más niños”, agregó.

Snapchat, Twitter y otras compañías de redes sociales también entregaron informes sobre imágenes. También lo hicieron empresas cuyos servicios incluyen motores de búsqueda y almacenamiento en la nube, incluyendo a Google y Microsoft. Apple, Dropbox y la plataforma de chat Discord también detectaron el contenido ilegal.

En total, 164 compañías entregaron reportes.

“Estos números demuestran que cualquier proveedor de servicios que permite a los individuos almacenar imágenes y videos es susceptible a que se publique material de explotación sexual infantil”, dijo John Shehan, un vicepresidente en el centro nacional.

Confirmó que los números divulgados el 7 de febrero reflejaron todo el contenido reportado al centro, incluyendo material que “podría no cumplir con la definición legal de pornografía infantil”.

Sin embargo, los números no representan una mirada completa al problema: la industria ha estado plagada de prácticas de detección disparejas e inconsistentes, tal como informó el Times el año pasado. Algunos servicios de almacenamiento en la nube, incluidos aquellos que son propiedad de Amazon y Microsoft, no escanean nada en busca de contenido ilegal, mientras que otras compañías, como Snap, escanean en busca de fotografías pero no de videos.

Los datos muestran amplias disparidades en la industria tecnológica. Google reportó más de 3,5 millones de imágenes y videos; Yahoo, más de 2 millones, e Imgur, un sitio para compartir fotografías, más de 260 mil. Dropbox, Microsoft, Snap y Twitter son las únicas otras compañías que reportaron más de 100.000 imágenes y videos el año pasado.

Apple reportó una cantidad dramáticamente menor de imágenes que la mayoría de los otros gigantes tecnológicos, tan solo un poco más de tres mil, y ningún video. Estas cifras reflejan la incapacidad de la compañía para escanear el material enviado a través de su aplicación de mensajería, la cual está cifrada, así como el hecho de que no escanea su servicio de almacenamiento de archivos, iCloud. Amazon, cuyos servicios en la nube manejan millones de cargas y descargas cada segundo, no envió imágenes o videos al centro nacional.

El senador Richard Blumenthal de Connecticut, que ha promovido legislaciones de protección infantil y recientemente fue parte de un grupo bipartidista de legisladores que solicitaron a 36 compañías tecnológicas que detallaran sus esfuerzos en esta área, calificó los números de “aterradores y alarmantes”.

“Los datos dispares reportados muestran que claramente no podemos depender de que las compañías tecnológicas se autorregulen”, dijo.

Alex Stamos, quien fungió como director de seguridad de información tanto en Facebook como en Yahoo, dijo que los números eran un reflejo de las empresas que han puesto mayor esfuerzo en encontrar y retirar el material de sus plataformas.

“Espero que estos números motiven a la gente a hacer más, no menos”, dijo Stamos.

El año pasado, realmente hubo un descenso en el número total de informes presentados al centro nacional, al disminuir a 16.9 millones en comparación con los 18.4 millones de 2018. Eso responde, en parte, a que las compañías tecnológicas mejoraron su proceso de informes al agrupar fotografías y videos en vez de marcarlos de manera individual.

Un informe individual usualmente incluye múltiples fotografías y videos —por ejemplo, cuando el material es encontrado en la cuenta de correo electrónico de alguien—, así que el crecimiento general en las imágenes reportadas podría señalar que “aquellos que las están compartiendo, las comparten en grandes volúmenes”, dijo Shehan, del centro nacional.

Algunas compañías que hicieron un número pequeño de informes terminaron por encontrar un gran volumen de imágenes. Por ejemplo, Dropbox realizó alrededor de cinco mil informes el año pasado, pero descubrió más de 250 mil fotografías y videos. Para las víctimas de abuso sexual infantil, la recirculación de las imágenes puede causar un trauma. Los delincuentes en línea son conocidos por buscar niños en las fotografías y los videos, incluso en la edad adulta. Las víctimas, o los padres de menores que sufrieron abuso, también reciben avisos legales cuando sus imágenes son encontradas durante investigaciones, lo que se convierte en un recuerdo constante de su dolor.

“Saber que estas imágenes están en línea y que otras personas disfrutan con tu degradación como gratificación sexual de alguna manera significa que siempre estás sufriendo abuso”, dijo Alicia Kozakiewicz, una sobreviviente de abuso sexual infantil que desde hace tiempo se dedica a educar sobre la seguridad en internet.

No obstante, el crecimiento de las imágenes reportadas no brinda información sobre si más del contenido ilegal está siendo producido nuevamente y publicado en línea. La mayoría de las imágenes son detectadas por las compañías tecnológicas a través de escaneos automatizados que solo reconocen material marcado de manera previa. Detectar videos, los cuales el año pasado por primera vez superaron al número de fotografías, es particularmente difícil porque la industria carece de un estándar común para identificarlos.