Internacional

Atacante de Liverpool compró partes de bomba durante 6 meses

Explotó mientras viajaba en un taxi; se cree que el Hospital de Mujeres era el verdadero objetivo

Associated Press

miércoles, 17 noviembre 2021 | 10:41

Associated Press

Londres.- El sospechoso que murió en una explosión dentro de un taxi en Liverpool el domingo por la mañana se dedicó durante al menos seis meses a comprar componentes para una bomba y aparentemente actuó sólo, informó el miércoles la policía británica.

Emad Al Swealmeen, de 32 años, murió por el estallido en el taxi donde viajaba como pasajero cuando se detuvo frente al Hospital de Mujeres de Liverpool. El conductor del taxi sufrió heridas.

El jefe de la policía antiterrorista del noroeste de Inglaterra, Russ Jackson, dijo que Al Swealmeen había alquilado un local en la ciudad en abril y que al menos desde entonces había realizado “compras pertinentes” para un artefacto.

Jackson dijo que los investigadores no habían encontrado hasta el momento otras personas a quienes desearan interrogar.

Los detectives que están reuniendo los detalles de la vida de Al Swealmeen dicen que según un pariente nació en Irak. Su pedido de asilo en Gran Bretaña en 2014 fue rechazado, dijeron las autoridades. Su situación legal en el momento de la explosión no estaba clara.

La policía confirmó que Al Swealmeen recibió tratamiento en el pasado por una enfermedad mental.

Clérigos en dos iglesias de Liverpool dijeron que Al Swealmeen se había convertido del islam al cristianismo y que aparentemente era sincero sobre su fe.

Joy Gambardella, lectora laica en la Iglesia Emanuel, dijo que Al Swealmeen había sido un “cristiano comprometido”.

“Le encantaba la repostería y tomó un curso. También cocinaba pizzas”, dijo Gambardella. “Hacía pasteles para la Iglesia y los vendía”.

“Nunca, jamás, hubiera sospechado que era capaz de hacer algo así”, agregó.

Los investigadores todavía intentan determinar el motivo del ataque y si el Hospital de Mujeres de Liverpool era el verdadero blanco.

El conductor del Taxi, David Perry, escapó del vehículo antes de que quedara envuelto en llamas. Recibió auxilios en un hospital y se retiró.

Gran Bretaña elevó el nivel oficial de amenaza de sustancial a grave, lo que significa que la probabilidad de un ataque es alta.

close
search