Internacional

Asume Trump postura moderada hacia Arabia Saudita tras ataques

El mandatario declaró que Estados Unidos está 'listo y en guardia', luego de los atentados contra instalaciones petroleras en el reino saudí

The New York Times

martes, 17 septiembre 2019 | 08:12

Washington.- Después de que las instalaciones petroleras fueran atacadas en Arabia Saudita durante el fin de semana, el presidente Trump declaró que Estados Unidos estaba “listo y en guardia”, una frase que parecía sugerir que estaba listo para contraatacar. Pero luego prometió esperar a que Arabia Saudita le dijera “bajo qué términos procederíamos”.

Su mensaje en Twitter ofreció una visión notable de la postura moderada que Trump asume frente a la familia real saudí, provocando un torrente de críticas por parte de aquellos que lo han acusado durante mucho tiempo de hacer lo que Riyadh le dice que haga al mismo tiempo que pasa por alto las violaciones sauditas a las normas internacionales de derechos humanos.

Es difícil imaginarlo permitiéndole a la OTAN, o a cualquier otro un aliado europeo, tal libertad para determinar cómo debería responder Estados Unidos. Pero para Trump, los sauditas siempre han sido un caso especial, ya que su importancia económica a menudo ha abrumado otras consideraciones en su mente.

El hecho de que el otro país fuera Arabia Saudita, un aliado difícil que fue objeto de intensas críticas por el asesinato y el desmembramiento de Jamal Khashoggi, el disidente y columnista del Washington Post, intensificó las críticas de que el reino, rico en energía, compra el apoyo estadounidense.

“Lo que me llamó la atención sobre ese tuit no fue solo que obviamente es incorrecto permitir que Arabia Saudita dicte nuestra política exterior, sino que el presidente no parece ser consciente de lo sumiso que lo hace parecer decir eso”, dijo el representante Tom Malinowski, demócrata de Nueva Jersey y ex subsecretario de Estado.

Trump dijo a los periodistas el lunes que no había “prometido” proteger a los sauditas y que “se sentaría con los sauditas para encontrar una solución a esto”. Pero expresó precaución y sugirió que, a pesar de todo su lenguaje belicoso, no estaba dispuesto a enfrascarse en un conflicto militar.