Asegura astrónomo de Harvard que nave extraterrestre está cerca

Avi Loeb elaboró una teoría que ha causado confusión entre la comunidad científica, informó The Washington Post

El Diario de Juárez
martes, 05 febrero 2019 | 13:52

Cambridge, Massachusetts.- El año pasado el director del departamento de astronomía de la Universidad Harvard, Avi Loeb, dio a conocer su teoría en torno a la posibilidad de que en este momento una nave extraterrestre, o al menos parte de alguna, se encuentre volando más allá de la órbita de Júpiter, publicó The Washington Post.

Desde que publicó su polémico trabajo, Loeb ha tenido una presencia casi constante en los medios, aceptando la celebridad producto de ser el entusiasta de E.T. de mayor renombre académico —el astrónomo de Harvard que sospecha que la tecnología de otro planeta acaba de tocar a nuestra puerta. Esto, a su vez, ha confundido a varios de sus colegas —refunfuñando ante lo que consideran una teoría poco sólida o desconcertados por la razón de que el principal astrónomo de Harvard no se calle la boca.

Cuando a finales del 2017 astrónomos de Hawai se toparon con el primer objeto interestelar de que se tenga conocimiento —un punto de luz que se mueve a tal velocidad que sólo podría proceder de otra estrella, Loeb tenía tres décadas de experiencia como notable profesor universitario y cientos de publicaciones astronómicas.

Así que la sugerencia que con extraordinaria confianza hizo de que el objeto interestelar denominado Oumuamua (explorador en hawaiano) probablemente viniera de otra civilización no podía descartarse así como así.

“Considerando un origen artificial, una posibilidad es que ‘Oumuamua’ sea una vela solar flotando en el espacio interestelar como resto de algún equipo tecnológico avanzado”, escribió en noviembre Loeb junto con su colega Shmuel Bialy en Anales del Boletín Astrofísico.

Loeb considera que Omumuamua se mueve a demasiada velocidad para ser una roca inerte —alejándose del Sol como si algo la empujara desde atrás—. Y si es un cometa lanzando vapor, no hay indicio de ello en las limitadas observaciones realizadas por los astrónomos.

Loeb argumenta que “el comportamiento del Omumuamua significa que se trata de un objeto muy largo y de no más de un milímetro de ancho… quizá como un hot cake alargado de un kilómetro, tan ligero y delgado que la luz solar lo está alejando de nuestro sistema solar”.

Y si bien Loeb no está diciendo que definitivamente sean extraterrestres, está diciendo no poder ocurrírsele algo fuera de extraterrestres que encaje con los datos.

“Si alguien me muestra evidencia de lo contrario”, dice Loeb, “de inmediato me retractaré”.