Internacional

Aplica China pruebas anales de Covid-19

Aún no hay evidencia de que la transmisión del virus es más común entre pacientes que dan positivo por pruebas en el área del ano

Reforma

Agencias

miércoles, 27 enero 2021 | 15:44

Beijing.- En su lucha por frenar la propagación de la pandemia de Covid-19, China agregó una nueva arma a su arsenal de restricciones fronterizas, tests masivos y duros confinamientos: pruebas anales con hisopos, publicó Reforma.

Si bien no existe una política nacional sobre el uso de la técnica, algunos residentes en las regiones del norte de China, donde han surgido más de mil 700 casos, han sido sometidos a estas pruebas sin previo aviso.

El método implica la inserción en el ano de un hisopo de algodón empapado en solución salina de unos dos a tres centímetros, y luego se analiza la muestra para detectar rastros activos del nuevo coronavirus.

En la última semana, más de mil estudiantes y maestros en Beijing han sido sometidos a pruebas con hisopos anales, de garganta y de nariz, junto con otro test de anticuerpos, luego de que se detectara un caso de Covid-19 asintomático en el campus, según funcionarios locales.

El lunes, a los pasajeros de un vuelo de Changchun, la capital de la Provincia de Jilin, a Beijing, se les dijo que desembarcaran después de que las autoridades descubrieron que había alguien de un área considerada de alto riesgo para la transmisión del virus a bordo. Luego fueron llevados a un hotel donde los trabajadores de la salud tomaron muestras de la nariz y el ano, dijo un pasajero que pidió ser identificado solo por su apellido, Wang.

A algunas personas que llegan a Beijing también se les pide que se hagan pruebas anales, y una viajera que llegó a Beijing desde Hong Kong hace unas semanas le dijo a Bloomberg News que le pidieron que se hiciera el hisopo ella misma mientras estaba en cuarentena obligatoria en el hotel.

La persona, que no quiso ser identificada por motivos de privacidad, también tuvo que someterse a tres pruebas de hisopados de nariz y garganta, una de sangre y su habitación de hotel ha sido examinada dos veces. 

El uso de la nueva técnica está basado en una investigación que afirma que rastros del virus encontrados en el ano pueden durar más que en las vías respiratorias, dijo Li Tongzeng, director interno del departamento de enfermedades respiratorias infecciosas del Hospital de Beijing You An, en una entrevista con medios estatales la semana pasada.

 Afirmó además que las pruebas de hisopado anal pueden ser más precisas que las de garganta y nariz y que solo estaban siendo usadas en grupos de riesgo, incluyendo a aquellas personas en los sitios de cuarentena.

Aún no hay evidencia de que la transmisión del virus es más común entre pacientes que dan positivo por pruebas en el área del ano.

 Desde que superó el primer brote del nuevo coronavirus en Wuhan el año pasado, China ha mantenido una vigilancia extrema contra el Covid-19. No solo hace pruebas a las poblaciones enteras de ciudades cada semana, sino que también ha frenado importaciones de países por rastros diminutos del virus. Además, todos los pasajeros que llegan al país son sometidos a estrictos controles y cuarentenas.