PUBLICIDAD

Internacional

Aparte del petróleo y gas, Europa depende de Rusia para obtener energía nuclear

Ha sido más fácil encontrar nuevas fuentes de energía para reemplazar el petróleo y el gas natural que acabar con la dependencia de Rosatom, el hipermercado nuclear estatal

The New York Times

domingo, 12 marzo 2023 | 14:50

The New York Times

PUBLICIDAD

Moscú.- Los cilindros apretados de las plantas de energía nuclear construidas en Rusia que salpican el paisaje de Europa son recordatorios visibles del papel crucial que aún juega Rusia en el suministro de energía del continente.

Europa se movió a una velocidad sorprendente para dejar de lado el petróleo y el gas natural rusos tras la guerra en Ucrania. Pero romper la dependencia de mucho tiempo de la vasta industria nuclear de Rusia es una tarea mucho más complicada.

PUBLICIDAD

Rusia, a través de su gigantesca empresa estatal de energía nuclear, Rosatom, domina la cadena mundial de suministro nuclear. Fue el tercer mayor proveedor de uranio de Europa en 2021, representando el 20 por ciento del total. Con pocas alternativas listas, ha habido escaso apoyo para las sanciones contra Rosatom, a pesar de la insistencia del gobierno ucraniano en Kiev.

Para los países con reactores de fabricación rusa, la confianza es profunda. En cinco países de la Unión Europea, todos los reactores (18 en total) fueron construidos por Rusia. Además, dos más están programados para comenzar a operar pronto en Eslovaquia, y dos están en construcción en Hungría, consolidando asociaciones con Rosatom en el futuro.

Durante años, los operadores de estas plantas de energía nuclear tenían pocas opciones. Rosatom, a través de su subsidiaria TVEL, era prácticamente el único productor de elementos combustibles fabricados, el último paso en el proceso de convertir el uranio en barras de combustible nuclear, que alimentan los reactores.

Aun así, desde la invasión de Ucrania en febrero de 2022, algunos países europeos han comenzado a alejarse del gran almacén de energía nuclear de Rusia.

La empresa energética de la República Checa, CEZ, ha firmado contratos con Westinghouse Electric Company, con sede en Pensilvania, y la empresa francesa Framatome para el suministro de elementos combustibles para su planta en Temelin.

En Finlandia, Fennovoima, una empresa de energía, terminó un proyecto problemático con Rosatom para construir un reactor nuclear. Otra empresa, Fortum, contrató a Westinghouse para diseñar, licenciar y suministrar un nuevo tipo de combustible para su planta en Loviisa, Finlandia, después de que expiren sus contratos actuales.

Pero fuera de la Unión Europea y Estados Unidos, en países donde el apoyo al gobierno de Rusia se ha mantenido, la ventanilla única y el financiamiento de Rosatom siguen siendo atractivos. Los reactores construidos en Rusia se pueden encontrar en China, India e Irán, así como en Armenia y Bielorrusia. Ha comenzado la construcción de la primera planta de energía nuclear de Turquía, y Rosatom tiene un memorando de entendimiento con 13 países, según la Agencia Internacional de Energía.

Como concluyó un nuevo informe de la revista Nature Energy, si bien la guerra "socavará la posición de Rosatom en Europa y dañará su reputación como proveedor confiable", su posición global "puede seguir siendo sólida".

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search