Internacional

Anuncia China investigación tras muerte de médico que alertó sobre virus

El fallecimiento del Dr. Li Wenliang, desencadenó una oleada de enojo en las redes sociales

Associated Press

The New York Times

viernes, 07 febrero 2020 | 08:09

Beijing.- El Partido Comunista de China, cedió ante la presión pública, y dijo el viernes que enviaría un equipo de su poderoso comité anticorrupción para investigar los problemas relacionados con un médico denunciante que murió horas antes en Wuhan, el epicentro del brote de coronavirus.

El médico, Li Wenliang, quien fue uno de los primeros en advertir sobre el brote, solo para ser silenciado por la Policía, murió el viernes después de infectarse con el virus, informó el hospital que lo atendió.

El Hospital Central de la ciudad de Wuhan dijo a las 3:48 a.m. del viernes que el Dr. Li acababa de morir. “Lamentamos profundamente lo sucedido”, dijo en la red social china Weibo. Solo unas horas antes, el hospital había dicho que aún se seguía luchando por salvar al médico de 34 años.

La muerte del Dr. Li desencadenó una oleada de dolor y enojo en las redes sociales, con comentarios en Weibo, un sitio web similar a Twitter, exigiendo una disculpa de las autoridades al Dr. Li y a su familia.

El Comité de Supervisión del Estado “decidió enviar un equipo de investigación a Wuhan, provincia de Hubei, para llevar a cabo una investigación exhaustiva sobre estos asuntos que las masas han difundido en torno al Dr. Li Wenliang”, dijo el viernes en una declaración en su sitio web.

Es raro que el Partido Comunista reaccione tan rápidamente a la indignación pública. Varios altos funcionarios y medios de comunicación estatales también se unieron al coro para llorar la muerte del Dr. Li. En declaraciones en línea, la Comisión Nacional de Salud y el gobierno de Wuhan expresaron sus condolencias.

La Policía interrogó al Dr. Li a principios de enero después de que advirtiera a un círculo de compañeros de la escuela de medicina el 30 de diciembre sobre un brote viral que, según él, parecía similar al SARS. La policía lo obligó a firmar una declaración denunciando su advertencia como un rumor infundado e ilegal.