PUBLICIDAD

Internacional

Analiza Unión Europea tope al precio del gas ruso

El bloque propone más medidas para controlar los precios 'astronómicos' de la energía

The New York Times

miércoles, 07 septiembre 2022 | 10:30

The New York Times

PUBLICIDAD

Bruselas.- Con la invasión rusa de Ucrania desencadenando una devastadora crisis energética en Europa, la Comisión Europea dijo este miércoles que pediría a los países que aprobaran un tope amplio en el precio del gas ruso. También propone medidas como cortes obligatorios en el uso de electricidad, un impuesto a las empresas de petróleo y gas y un impuesto sobre el precio de la electricidad generada por energías renovables.

Las medidas, que fueron esbozadas por la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, sentaron las bases para un período de debate intenso y urgente en la Unión Europea para abordar rápidamente la crisis energética sin precedentes que azota a la región a medida que Rusia corta su suministro de gas natural a muchos estados miembros, enviando el gas y sus mercados de electricidad vinculados a una espiral aguda.

PUBLICIDAD

Rusia ha abierto y cerrado el grifo del gas para castigar a los países europeos, principalmente a Alemania, por apoyar a Ucrania, culpando de las interrupciones generalizadas a problemas técnicos y de mantenimiento.

Los ministros de energía de la Unión Europa se reunirán este viernes en Bruselas para debatir las propuestas del bloque. Los gobiernos europeos, desde Alemania hasta Grecia, gastan miles de millones de euros al mes para subsidiar las facturas de electricidad de los consumidores y las empresas, que en algunos casos son cinco veces más altas que el año pasado.

La gestión de los precios de la electricidad no es solo un objetivo económico y social, sino también un imperativo político en Europa. Con los recuerdos de las protestas de los "chalecos amarillos" en Francia por los precios de la energía aún recientes, y los nuevos movimientos que están surgiendo para denunciar los aumentos en el costo de vida, los políticos europeos no tienen más remedio que tomar medidas costosas y poco ortodoxas para calmar a los consumidores indignados.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search