Internacional

Alemania e Israel acuerdan continuar embargo de armas a Irán

Berlín aún ve el pacto de 2015 como el mejor acuerdo para evitar que el país desarrolle un arma atómica

Associated Press

jueves, 27 agosto 2020 | 08:46

Associated Press

Berlín— Alemania declaró el jueves que coincide con Israel en que se debe hacer un esfuerzo para extender el embargo de armas a Irán, pero enfatizó que aún ve el histórico acuerdo de 2015 entre Teherán y las potencias mundiales como la mejor manera de evitar que el país obtenga un arma nuclear.

El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, ofreció sus declaraciones tras reunirse el jueves con su homólogo israelí, Gabi Ashkenazi.

Ashkenazi dijo a los periodistas en Berlín que se necesitaba una extensión del actual embargo de armas de la ONU contra Irán, para evitar que Irán obtenga “sistemas de armas más avanzados y los extienda por el Medio Oriente”. El embargo expira el 18 de octubre.

“Nos gustaría que los países europeos, no sólo Alemania, lo impidieran”, dijo. “No ayuda a la estabilidad de la región”.

Ashkenazi estaba en Berlín para asistir a una reunión de dos días de ministros de asuntos exteriores europeos por invitación de Alemania, que ostenta la presidencia rotatoria de la Unión Europea.

Estados Unidos quiere una extensión total del embargo a Irán, que casi con seguridad sería vetado por Rusia y China en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Alemania y otros países están tratando de encontrar un terreno intermedio que cuente con la aprobación de Rusia y China, sin que sea vetado por Estados Unidos en el Consejo de Seguridad.

“Estamos tratando de llegar a una solución diplomática para que haya un embargo de armas a Irán en el futuro”, dijo Maas.

Al mismo tiempo, dijo que Alemania aún ve el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC, firmado con Irán en 2015) como el mejor acuerdo para evitar que el país desarrolle un arma atómica. El PAIC fue firmado en Viena en julio de 2015 por Alemania, China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Irán y Rusia. Promete incentivos económicos a Irán a cambio de restricciones a su programa nuclear.

Israel está en contra del acuerdo, y Estados Unidos se retiró unilateralmente en 2018, dejando a los demás países involucrados luchando por mantenerlo vivo.

close
search