Internacional

Agua de Fukushima podría dañar genética humana

Japón planea descargar en el océano el líquido contaminado de la planta que explotó en el 2011

Agencia Reforma

Agencia Reforma

viernes, 23 octubre 2020 | 17:10

La liberación de agua contaminada de la central nuclear de Fukushima Dai-ichi o Fukushima I puede dañar el material genético humano, advierte una investigación de Greenpeace.

Japón planea descargar en el océano el líquido contaminado de la planta que explotó en el 2011, según medios locales.

El agua contiene niveles peligrosos del isótopo radioactivo carbono-14, así como de tritio, de acuerdo con el informe "Frenando la marea 2020: La realidad de la crisis del agua radioactiva de Fukushima".

Hasta ahora, la atención se ha centrado en el tritio, puesto que no puede ser removido del líquido por el sistema de filtración de Tokyo Electric Power (Tepco), compañía operadora de la central.

Sin embargo, Greenpeace detalló que el carbono radiactivo también sería descargado en el Océano Pacífico.

El carbono-14 tiene un promedio de vida de más de cinco mil años y se incorpora a toda la materia viva, alerta el reporte.

"Se concentra en el pescado a un nivel miles de veces superior al del tritio. El carbono-14 es especialmente importante como un contribuidor importante a la radiación humana colectiva y tiene el potencial de dañar el ADN humano", se lee en el documento.

Greenpeace también denuncia que el Gobierno de Japón y Tepco se refieren al líquido contaminado como "agua tratada" y quieren causar la impresión de que sólo contiene tritio.

El agua se utilizó para enfriar los reactores dañados por el tsunami ocurrido tras el Gran Terremoto del Este de Japón de 2011.

Aunque el sistema de procesamiento de líquidos de Tepco puede eliminar sustancias radioactivas del agua, no es capaz de filtrar el tritio y tampoco está diseñado para deshacerse del carbono-14.

Shaun Burnie, autor del reporte y especialista nuclear de Greenpeace Alemania, consideró que el Gobierno japonés y la compañía encubren la escala de la crisis en la central Fukushima Dai-ichi.

"Han retenido deliberadamente por años la información detallada sobre el material radioactivo en el agua contaminada. No han podido explicar a los ciudadanos de Fukushima, de todo Japón y de países vecinos, como Corea del Sur y China, que el agua contaminada que se verterá en el Océano Pacífico contiene niveles peligrosos de carbono-14", comentó.

Durante la última semana de octubre, se espera que Japón anuncie sus planes para el agua contaminada, pero los medios locales señalan que comenzará a liberarse en el mar a partir del 2022.