Internacional

Acusan a Macri de espiar a más de 400 periodistas

La Agencia de Inteligencia argentina denunció presunto espionaje del Gobierno del ex Presidente Mauricio Macri a periodistas y opositores

Reforma

Reforma

domingo, 07 junio 2020 | 16:07

Buenos Aires.- La Agencia Federal de Inteligencia Argentina (AFI) denunció el viernes 5 de junio que más de 400 periodistas fueron presuntamente espiados durante el Gobierno del ex Presidente Mauricio Macri.

De acuerdo con la AFI, las intercepciones ilegales se llevaron a cabo con motivo de la celebración de las cumbres de la OMC y el G20, las cuales tuvieron lugar en el país sudamericano. 

En la presentación judicial de la instancia de inteligencia -en la que se divulgó la nómina a los medios este domingo bajo formato de Excel como parte de las pruebas- se entregaron documentos en los que estaban descritas las tendencias políticas de los periodistas, comentarios de carácter sindical o defensa de posturas feministas.

Sin embargo, no han dado detalles hasta el momento sobre cómo se realizaron los supuestos actos de espionaje.

El material forma parte de una denuncia presentada contra Macri y la anterior cúpula de la AFI que dio lugar a que el fiscal federal Jorge Di Lelló imputara en una causa penal, el pasado 29 de mayo al otrora mandatario argentino y a su ex titular de inteligencia, Gustavo Arribas, por supuesto espionaje a dirigentes políticos y periodistas.

Algunos de los reporteros cuyas comunicaciones habrían sido interceptadas -en un caso similar a lo ocurrido en Colombia entre febrero y diciembre de 2019- pertenecen a agencias de noticias como The Associated Press, Reuters y France-Presse, entre otras. Otros de los nombres forman parte de la cadena CNN.

Cristina Cañamo, actual dirigente de la AFI, fue quien oficializó la denuncia con base en una indagación a la anterior Administración y el hallazgo de un disco duro que presuntamente contenía evidencia del espionaje a correos electrónicos de ex funcionarios y opositores a Macri.

"He tomado conocimiento de la producción de inteligencia ilegal respecto a periodistas, académicos, organizaciones sociales, partidos políticos", detalló Cañamo en el informe. Añadió, además, que dichas labores "no se encuentran ordenadas ni autorizadas por ningún magistrado'', sino que fueron avaladas por las autoridades de la AFI con la aprobación de la entonces Ministra de la Defensa, Patricia Bullrich.

Conjuntamente, el documento presentado abunda sobre que el trámite irregular supuso la producción de inteligencia ilegal en relación con "periodistas, académicos, organizaciones sociales, partidos políticos, entre otros, vulnerando así los preceptos contenidos en la Ley de Inteligencia Nacional, la Constitución Nacional e incluso también legislación internacional vinculada a la materia''.

Según la actual jefa de la AFI, con la información se creaban dichas que eran remitidas a la Dirección Operacional del Área de Contrainteligencia y -en función de la base de datos estructurada- se habría negado el acceso a eventos internacionales organizados en el país entre finales del 2017 y mediados del 2018, cuando se celebraron los de la OMC y el G20.

El texto sostiene que las fichas contenían información "de todo tipo y color: vinculaciones en los medios de comunicación, preferencias políticas, publicaciones en redes sociales, simpatía respecto a grupos feministas o de contenido político y/o cultural'', entre otros temas que ``nada tienen que ver con el contenido del evento para el cuál supuestamente se estaban realizando este tipo de tareas sin control ni orden jurisdiccional''.

Adicionalmente, se menciona que el sesgo editorial de un determinado medio o periodista no debería influir en el marco de condiciones de seguridad proporcionadas por el Gobierno.

"Es que si un periodista es o no opositor del gobierno de turno no influye en lo más mínimo respecto a las condiciones de seguridad que debían brindarse desde el Estado nacional para llevar a cabo un evento internacional de la envergadura del G-20''.

Junto a Macri y Arribas se solicitó la comparecencia de la es subdirectora general de la AFI, Silvia Majdalani, y de los agentes que supuestamente formaron parte del operativo.

De cara a la difusión del listado, varias instancias manifestaron sus reacciones.

"(Seguimos) con atención y preocupación la denuncia por presunto espionaje ilegal sin que mediara orden judicial", escribió en Twitter El Foro de Periodismo Argentino (FOPEA). Se exigirán " garantías a la Justicia para el ejercicio profesional del periodismo. Estas prácticas resultan intolerables en una democracia y afectan el resguardo constitucional de la actividad periodística''

Mauricio Macri también está bajo investigación sobre el manejo, por parte de su Gobierno, de una deuda de uno de sus negocios familiares, un contrato de un parque eólico y financiamiento de campaña.