Internacional

Acusa Polonia a Bielorrusia de dar armas a migrantes

Fuerzas polacas emplearon un cañón hidrante para reprimir a un grupo de indocumentados

Associated Press

martes, 16 noviembre 2021 | 12:54

Associated Press

Varsovia.- Las fuerzas polacas emplearon un cañón hidrante en respuesta a ataques con piedras de migrantes en la frontera con Bielorrusia, en tanto Varsovia acusó a las autoridades bielorrusas de dar granadas de humo y otras armas a los que intentaban cruzar la frontera.

Los sucesos significaron una escalada en la tensa crisis en la frontera oriental de la Unión Europea. Los países occidentales acusan al presidente bielorruso Alexander Lukashenko de usar a los migrantes como peones para desestabilizar el bloque de 27 naciones en represalia por las sanciones al régimen autoritario. Bielorrusia lo niega.

La Guardia Fronteriza polaca publicó un video en Twitter en el que se apunta un cañón hidrante a un grupo de migrantes al otro lado de la frontera que parecen estar arrojando objetos. Las autoridades polacas dijeron que sus fuerzas tuvieron nueve heridos: siete policías, un soldado y una agente de la guardia fronteriza.

Unos 2 mil migrantes estaban en campamentos improvisados en la frontera, pero se cree que apenas un centenar participó de los ataques a las fuerzas polacas en el cruce cerca de Kuznika, dijo la vocera de la Guardia Fronteriza, Anna Michalska. El cruce está cerrado al tráfico desde hace una semana.

El vocero policial Mariusz Ciarka dijo luego que se había “pacificado” a los migrantes en el cruce. Añadió que los agresores recibieron granadas de humo de los bielorrusos y arrojaron piedras a la policía polaca, mientras los servicios bielorrusos monitoreaban todo con un dron.

El Comité de la Guardia Fronteriza Estatal y el ministerio del Exterior bielorrusos dijeron que investigarán las acciones de Polonia.

“Se considera que éstas son acciones violentas contra individuos que están en el territorio de otro país”, dijo el vocero del comité, Anton Bychkovsky, a la agencia noticiosa estatal bielorrusa BelTA.

Lukashenko volvió a rechazar el martes las acusaciones de manejar la crisis y aseguró que su gobierno deportó a unos 5.000 migrantes ilegales desde Bielorrusia en los últimos meses.

“No estamos reuniendo refugiados de todo el mundo y trayéndolos a Bielorrusia, como informó Polonia a la Unión Europea. Los que vienen a Bielorrusia legalmente, los aceptamos como haría cualquier otro país. Los que violan la ley, aunque sea en lo más mínimo, (los ponemos) en un avión y los mandamos de regreso”, dijo en una reunión del gobierno que trató la situación en la frontera.

close
search