PUBLICIDAD

Internacional

Abren investigación preliminar contra Boluarte por genocidio

La señalan por la muerte de al menos 17 personas el pasado lunes

Cortesía Europa Press / Agencia Reforma

miércoles, 11 enero 2023 | 06:00

Associated Press | Residentes rodean los féretros de las víctimas, en Juliaca

PUBLICIDAD

Madrid, España.— La Fiscalía de Perú ha anunciado la apertura de una nueva investigación a la presidenta del país, Dina Boluarte, por la muerte de al menos 17 personas en la jornada del lunes en la localidad de Juliaca, en el sur de la nación andina.

“Ya hay una investigación abierta de diligencias preliminares correspondientes a los hechos ocurridos en diciembre. Y el día de hoy, estamos tomando la decisión de abrir una nueva carpeta fiscal”, ha anunciado la fiscal general de la nación, Patricia Benavides.

PUBLICIDAD

En declaraciones desde Trujillo, Benavides ha aseverado que el Ministerio Público no permitirá que “ninguna muerte quede impune” y ha puesto en valor la apertura de estas investigaciones contra “los altos funcionarios que resulten responsables de todo lo que está ocurriendo”.

La Fiscalía ha confirmado que la investigación es por “presuntos delitos de genocidio, homicidio calificado y lesiones graves, cometidos durante las manifestaciones en los meses de diciembre de 2022 y enero de 2023 en las regiones de Apurímac, La Libertad, Puno, Junín, Arequipa y Ayacucho”.

Asimismo, según un comunicado ministerial, la investigación preliminar incluye, además de a Boluarte, al primer ministro, Alberto Otárola; al ministro del Interior, Víctor Rojas; al ministro de Defensa, Jorge Chávez.

También se está investigando a al exprimer ministro Pedro Angulo, así como al exministro del Interior César Cervantes, ambos en el cargo al inicio del mandato de Boluarte.

Al menos 17 personas perdieron la vida el lunes durante enfrentamientos con las fuerzas de seguridad de Perú en el marco de las protestas que registra la nación andina desde la destitución y detención del expresidente Pedro Castillo a comienzos de diciembre tras tratar de disolver el Parlamento y decretar un Gobierno de excepción.

Además, un policía pereció quemado al interior de su patrulla, informó la institución.

Entre las principales demandas de los manifestantes destaca la dimisión de Boluarte –hasta entonces ‘número dos’ de Castillo– como presidenta del país y la convocatoria de nuevas elecciones.

Imponen toque de queda

El Gobierno de Perú estableció ayer un toque de queda en la región andina de Puno, en el sur, para tratar de frenar las protestas contra Boluarte, que dejan 40 muertos en un mes.

“Se ha aprobado un decreto supremo que declara inmovilización social en Puno por el plazo de tres días, desde las 20:00 hasta las 4:00 horas”, anunció el primer ministro, Alberto Otárola.

El epicentro de las protestas es la región aymara de Puno, en la frontera con Bolivia, donde hubo saqueos a locales comerciales y enfrentamientos entre la noche del lunes y la madrugada de ayer, con un saldo de 18 muertos.

Los decesos han exacerbado la indignación en las ciudades de Puno y Juliaca –a unos mil 300 kilómetros de Lima–, cuyos habitantes realizan una huelga desde hace una semana y mantienen el comercio cerrado.

La Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías reportó bloqueos y tránsito interrumpido en seis regiones: Puno, Cusco, Apurímac, Arequipa, Madre de Dios y Amazonas.

En Cusco y en Ayacucho hubo marchas para pedir la renuncia de Boluarte, nuevas elecciones y convocatoria a una Asamblea Constituyente.

La Defensoría del Pueblo solicitó investigar y sancionar a los responsables de las muertes en Juliaca.

“Recordamos que las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional del Perú tienen la obligación de actuar conforme a las normas vigentes y estándares internacionales sobre el uso de la fuerza”, enfatizó el ente en un comunicado.

La Iglesia católica, religión mayoritaria en Perú, calificó como “situación de guerra” el clima de violencia en el sur peruano.

“No podemos regresar a las épocas oscuras del terror”, dijo el Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Peruana.

La ONU, por su parte, lamentó las muertes en las protestas y exhortó a las autoridades y fuerzas de seguridad del país andino a respetar los derechos humanos ante las manifestaciones.

En este contexto, Perú recibirá hoy a una misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que investigará sobre las movilizaciones y la respuesta policial.

Las movilizaciones iniciaron hace un mes tras la destitución y posterior encarcelamiento del ex Presidente peruano Pedro Castillo, tras su intento de golpe de Estado.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search