Internacional

A un año del Brexit, empresas británicas enfrentan dificultades

Altos costos y trámites aduaneros infinitos fueron algunas de las consecuencias de la separación del bloque

The New York Times

miércoles, 29 diciembre 2021 | 13:43

The New York Times

Londres.- Durante más de una década, Neil Currie pudo vender las ollas y los utensilios de cocina de hierro negro hechos a mano de su empresa en Shropshire, el lugar de nacimiento de la Revolución Industrial de Gran Bretaña, a los clientes de Berlín tan fácilmente como a los de Birmingham, a menos de 50 kilómetros al este. Pero este año, desde que Gran Bretaña abandonó la Unión Europea, las ventas de Netherton Foundry en el bloque se han desplomado.

Durante 12 meses, las empresas británicas se han enfrentado a la realidad de la decisión del país de distanciarse de su mayor socio comercial. Inicialmente, el nuevo sistema colapsó: los productos perecederos se atascaron en los puertos, los minoristas descubrieron que sus cadenas de suministro estaban obsoletas y las empresas de transporte dejaron de realizar envíos a toda la isla de Irlanda.

El peor de los problemas cesó después de unos meses. Pero lo que queda es un régimen frustrante de costos más altos, trámites aduaneros que consumen mucho tiempo e innumerables oportunidades perdidas.

Las ventas del sitio web de Netherton Foundry a la Unión Europea se están "perdiendo", dijo Currie. Han caído un 40 por ciento este año.

Antes del Brexit, la única diferencia apreciable sobre las ventas al continente eran los costos de envío adicionales. Organizar el envío tomaba menos de un minuto. Ahora, para cada producto diferente que sale de Gran Bretaña, ya sea una prensa de tortillas o un popular sartén con mangos de origen local, se debe completar un formulario de aduana de cuatro páginas, que demora hasta 20 minutos por envío.

close
search