Protestan miles de 'chalecos amarillos' en Francia

Los manifestantes se concentraron en varias ciudades francesas a pesar del debate nacional iniciado por el presidente Emmanuel Macron con la idea de atemperar la ira

Associated Press
sábado, 19 enero 2019 | 11:43

París— Cientos de manifestantes con chalecos amarillos se concentraron en varias ciudades francesas hoy a pesar del debate nacional iniciado por el presidente Emmanuel Macron con la idea de atemperar su ira.

En París, los manifestantes se concentraron en el monumento de los Inválidos, donde se encuentra la tumba de Napoleón, para recordar a las 10 personas muertas en accidentes y los cientos de heridos desde el inicio del movimiento el 17 de noviembre.

La policía ha dispersado manifestaciones por medio de proyectiles de caucho que han causado heridas a decenas de personas.

En los Inválidos, los manifestantes iban precedidos por una pancarta con la leyenda ``Ciudadanos en peligro" y portaban tablas negras con forma de tapa de ataúd en recuerdo de los muertos.

París apostó unos 500 agentes de policía en las calles, sobre todo en torno a edificios públicos y en el paseo de los Campos Elíseos, escenario de violencia reciente.

La capital y buena parte del país han soportado semanas de protestas que en ocasiones han caído en la violencia. La protesta del sábado, en su décima semana consecutiva, pondrá a prueba si el llamado al debate de Macron ha restado impulso al movimiento de los chalecos amarillos.

Las protestas comenzaron en torno a los impuestos sobre combustibles, pero se ampliaron para abarcar otros problemas económicos. El movimiento cedió durante el período navideño, pero más de 80.000 personas salieron a las calles el fin de semana pasado.

Los reclamos son variados, e incluyen la reimposición del impuesto sobre las grandes fortunas y la convocatoria a votaciones en las que los ciudadanos puedan proponer nuevas leyes.

Macron lanzó su gran debate esta semana durante reuniones con alcaldes y funcionarios locales. Éste consistirá de tres meses de reuniones organizadas por ciudadanos, asociaciones y funcionarios electos en las cuales los franceses podrán expresar sus opiniones sobre la economía y la democracia. Macron ha dicho que está dispuesto a discutir, pero que no cederá en sus promesas, incluida la reforma del sistema jubilatorio.