Vota Cámara de EU por retirar apoyo a guerra de Yemen

El proyecto va ahora al despacho del presidente Donald Trump, quien se prevé que lo vetará

Associated Press
jueves, 04 abril 2019 | 11:40

Washington.- La Cámara de Representantes votó el jueves a favor de terminar la participación de Estados Unidos en la guerra de Yemen, en oposición a la política del gobierno, de apoyar la campaña militar liderada por Arabia Saudí.

El proyecto va ahora al despacho del presidente Donald Trump, quien se prevé que lo vetará. La Casa Blanca dice que el proyecto genera ``inquietudes constitucionales graves`` y el Congreso no tiene votos suficientes para anular un veto presidencial.

En la votación 247-175, el Congreso invocó por primera vez la Resolución de Poderes de Guerra, vigente desde hace décadas, para tratar de detener un conflicto en el extranjero.

``El presidente deberá enfrentar la realidad de que el Congreso ya no soslayará sus obligaciones constitucionales en materia de política exterior``, dijo el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, el demócrata Eliot Engel. Dijo que la crisis humanitaria provocada por la guerra en Yemen ``requiere liderazgo moral``.

Tras cinco años de guerra y miles de muertos, millones de personas están al borde de la hambruna. Naciones Unidas dice que la situación en Yemen es la crisis humanitaria más grave del mundo.

El republicano de mayor jerarquía de la comisión, Michael McCaul, reconoció que la situación es calamitosa para los civiles, pero se opuso al proyecto.

``Esta interpretación radical (de la Resolución de Poderes de Guerra) tiene implicaciones mucho más allá de Arabia Saudí``, dijo McCaul. Advirtió que la medida podría ``trastornar acuerdos de seguridad de Estados Unidos con más de 100 países``.

La oposición a la guerra dirigida por Arabia Saudí en Yemen creció el año pasado tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, residente en Estados Unidos.

El columnista del diario Washington Post fue asesinado en octubre por agentes del reino cuando se encontraba en el consulado saudí en Estambul. Las agencias de inteligencia y legisladores estadounidenses creen que el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman ordenó el asesinato de Khashoggi, quien había criticado al reino en varios artículos.